Malestares por contingencia, en aumento

Malestares por contingencia, en aumento

493
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.– De acuerdo con datos de empresas que forman parte de la Coparmex en la Ciudad de México, al menos diez por ciento de sus empleados han padecido enfermedades respiratorias a causa de los altos niveles de contaminación que se han presentado en el Valle de México en este inicio de semana.

Los empresarios manifestaron la necesidad de contar con medidas emergentes para disminuir los niveles contaminantes, por lo que ofrecieron a las autoridades colaborar juntos en la definición de una “matriz energética inteligente y sustentable para evitar la emisión de contaminantes a la atmósfera y garantizar un ambiente sano, así como trabajar en un esquema para el sector de transporte, para cambiar el uso de gasolina por gas natural o energía eléctrica para reducir las partículas contaminantes”.

Además, especialistas en salud mencionaron a este medio que entre los padecimientos más comunes destacan: ardor de ojos, complicaciones respiratorias, tos, mareos y sensación de fatiga.

A la medida de mitigación ambiental del doble Hoy no circula, se le sumó la suspensión de clases en varios planteles de educación básica este martes, mencionaron madres de familia de la alcaldía Tlalpan.

Por otra parte, personal médico especializado recomendó a la población, entre otras medidas: mantenerse hidratado, utilizar cubre bocas para proteger las vías respiratorias, hidratar los ojos con gotas recetadas por expertos y no rascarse ronchas o imperfecciones en la piel, derivadas del evento de alta polución.

Hasta el cierre de esta edición, en la Ciudad de México se combatían 12 incendios forestales (dos en Tlalpan) que se sumaron a la contaminación que, de acuerdo con el Gobierno capitalino, alcanzó 142 puntos del Índice de la Calidad del Aire, motivo de la declaratoria de Contingencia Ambiental Extraordinaria.

Pobladores del sur de la alcaldía de Tlalpan reportaron que desde la zona montañosa del Ajusco medio se percibe una “nata o mancha gris que flota sobre el cielo de la capital”.

Pese a que las partículas contaminantes se extienden por todo el Valle de México, habitantes de los poblados de la serranía de Tlalpan reportaron sensaciones de cansancio y ardor ocular.