Era un secreto bien guardado

13266

Villahermosa, Tabasco.– En el salón José Gorostiza se espera un anunció sobre la Refinería, para eso habían sido invitados empresarios, diputados locales y federales, senadores, dirigentes de partidos y líderes religiosos, pero el gobernador del estado, Adán Augusto López Hernández, sorprendió al informar que tras 24 años se acaba la resistencia civil y llegaba una tarifa eléctrica preferencial, era este su secreto mejor guardado.

“Esta mañana quiero informarles a ustedes, al pueblo de Tabasco, que ha terminado por fin una larga lucha de los tabasqueños. Vamos a firmar en próximos días –aunque ya quedó acordado– un convenio con la CFE”, anunciaba, vino entonces una cascadas de aplausos, de agradecimientos, todos se pusieron de pie, era ovacionado Adán Augusto, una larga espera había terminado.

Acababa la resistencia civil y llegaba el “borrón y cuenta nueva” prometido campaña tras campaña electoral. Pero no llegó solo, también trajo el acuerdo una nueva tarifa eléctrica para los tabasqueños, la 1F, una de las más baratas del país, a la que solo tienen acceso estados privilegiados en el pasado por gobiernos panistas y priístas.

Desde muy temprano, llegaron los dirigentes de los cuatro partidos políticos con representación legislativa: Pedro Gutiérrez del PRI, Miguel Vélez del PVEM, César Francisco Burelo de Morena y Darwin González Ballina del PRD, este último uno de los iniciadores del movimiento de resistencia civil.

Habían cancelado actividades importantes fuera de la ciudad para asistir a este anuncio, el obispo de Tabasco, Gerardo de Jesús Rojas López, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Enrique Priego Oropeza, de los pocos tabasqueños que sabían con anticipación de que se trataba el anuncio que daría el gobernador en Palacio de Gobierno.

Todos fueron invitados, incluyendo medios de comunicación para conocer de un tema de la Refinería, nunca se imaginaron de lo que se trataría, incluso algunos legisladores y líderes de cámaras empresariales reclamaron en tono de broma al mandatario, quien les respondía: “es que no quería que me ganaran la información, ya no iba ser una sorpresa”.

Informó que el acuerdo se llamaría: “Adiós a tu deuda”, y que se ha convenido con la CFE que en principio habrá un plazo de 180 días para regularizar la situación de cada uno de los usuarios y este plazo es prorrogable hasta por 180 día más.

La facturación debe iniciar ya con la tarifa 1F a partir del próximo mes, al día siguiente de que se firme el convenio con las autoridades de la CFE, esto debe suceder la semana próxima, entre miércoles y jueves.

Desde que asumió el gobierno el 1 de enero, Adán Augusto López Hernández hizo suyo el reto de terminar con la deuda de más de 11 mil millones de pesos, y aun cuando se había dicho que sería en la primera quincena de enero de este año que se daría el anuncio, no fue así, y el 15 de febrero el mandatario reconoció que era difícil concretar el acuerdo.

“Tener un acuerdo con CFE no es un asunto fácil. Se va a resolver y se tienen que hacer las cosas bien, y no vamos a descompensar una cosa con otra”, indicó.

Un mes después, López Hernández, advirtió que no aceptaría de la CFE un acuerdo a medias: “Definitivamente yo creo que Tabasco debe de tener la tarifa 1F, y yo no voy a firmar ningún acuerdo, ni de borrón y cuenta nueva, ni nada por el estilo, hasta que no tengamos la tarifa más barata en el país que es la tarifa 1F”, refirió en una entrevista el 2 de abril.

Y finalmente, después de 24 años de una lucha que inició la izquierda y que fue avalada por más de 500 mil tabasqueños, Adán Augusto López Hernández, entre ovaciones y sorprendidos, anunciaba el fin de la resistencia civil.

“Quiero agradecer en público mi reconocimiento al señor Presidente de la República, el Lic. Andrés Manuel López Obrador, porque sin su apoyo este convenio que es verdaderamente un logro histórico para los tabasqueños, pues no hubiese sido posible”, resaltó.