Ciudad de México.- Del 1 de enero de 2018 al 28 de febrero de 2019, según la Unidad para la Atención de Denuncias de la Oficina de la Abogacía General de la UNAM, se han registrado 401 quejas administrativas relacionadas con violencia de género; de las cuales solo han sido sancionados el 50 por ciento de los agresores a los cuales sí se les inició un procedimiento formal.

Pues de estas 401 quejas provocadas por 375 agresores, solo se iniciaron 326 procedimientos formales para aplicar una sanción y de estos, solo 166 agresores sexuales fueron sancionados, de acuerdo con datos obtenidos vía transparencia por Grupo Cantón.

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Por su parte, las autoridades universitarias aclararon que 103 procedimientos continúan en trámite; asimismo, transparentaron que 12 violentadores de mujeres presentaron su renuncia a la máxima casa de estudios, 1 se jubiló y en 4 casos no se le renovó contrato.

Sin embargo, “en 12 procedimientos iniciados se resolvió que no había elementos para sancionar”, cinco fueron resueltos por el Tribunal Universitario como improcedentes, 14 “fueron resueltos por procedimiento alternativo” y en nueve quejas desistió la víctima.

Además, 24 agresores sexuales son ajenos a la comunidad universitaria “por lo que no fue posible iniciar procedimiento formal” y 21 agresores no pudieron ser identificados por las víctimas.

Protestan en CU por intento de secuestro

Este lunes, estudiantes de la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC) de la UNAM, cerraron el Circuito Mario de la Cueva de Ciudad Universitaria (CU), por el intento de secuestro a una compañera, que sucedió en el mismo lugar de la protesta, el pasado 8 de mayo.

En su relato a través de redes sociales, la universitaria afectada denunció que los vigilantes de la universidad le respondieron “no los podemos cuidar a todos” al quejarse de sus salarios; asimismo, señaló su incompetencia.

“La única acción valiosa que hacen es llevarnos a jurídico”, agregó al puntualizar que levantó una denuncia penal por intento de secuestro.

Por su parte, las autoridades de la UNAM permanecen en silencio tras este intento de secuestro dentro de CU. Sin embargo, tras la protesta, entregaron los videos de las cámaras de seguridad que documentaron el hecho, a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.También prometieron una revisión la próxima semana de los botones de pánico.

Además, se comprometieron a “instalar dos carpas de seguridad con personal en el trayecto de la ENAC a metro CU y una patrulla que circulase por ahí”, declaró un estudiante de cine. Aunque este martes, fotos en redes sociales registraron que la carpa instalada por Seguridad UNAM en el punto donde se manifestaron y atacaron a la estudiante, se encuentra sin personal de vigilancia.

Especial