Trabajadores, en la miseria

185

CIUDAD DE MÉXICO.– Los empleos mal pagados y la falta de ellos en el país sigue haciendo que aumente la gente en la miseria a pesar de los pesares, y es que de acuerdo con las cifras del colectivo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza en el Observatorio de Trabajo Digno, ocho de cada diez personas ocupadas en México sufren condiciones indignas de trabajo, pues pasan subocupación o laboran más de 48 horas semanales, reciben un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo, no están afiliadas a la seguridad social o no cuentan con un contrato estable.

La degradación de las condiciones laborales se agudizó durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, pues el número de personas con condiciones de trabajo indignas pasó de 19.7 millones en 2006 a 25.6 millones en 2018.

Datos recopilados por el Observatorio del Trabajo Digno muestran que, a finales del año pasado, cuatro de cada diez personas que tenían trabajo remunerado en 2018 no estaban afiliadas a la seguridad social, a pesar de que los empleadores están obligados por ley en hacerlo.

Otra cosa que aumentó es la informalización forzada, que es aquella en la que aunque una persona trabaja para un empleador pero sin afiliación. A finales de 2018 se registraron 14.6 millones de personas en esa condición, 4 millones más que en 2006.