Toma forma la casa malosa

17

Las Vegas, Nevada.– Justo enfrente del Hotel Mandalay Bay, y también muy cercano al icónico Luxor, en la Interestatal 15, las formas de la gigante construcción ya comienzan a dar visos de que en ese sitio se cocina algo muy grande.

Un espectacular, que anuncia que todo estará listo para 2020 (agosto), apenas a un año de distancia, es el más claro rastro de que en este lugar de Las Vegas, Nevada, habrá NFL, porque una de las organizaciones más tradicionales de la Liga, los Oakland Raiders, decidieron mudarse con miras a tener su propio fortín.

Hombres, mujeres, todos cumpliendo con los protocolos, llámese equipo de seguridad que se necesita para la edificación de estos monstruos deportivos, que dicen los expertos, son parte de la nueva camada de instalaciones modernas y funcionales en todos sentidos, trabajan a marchas forzadas para cumplir con una fecha que, seguramente hasta para los más optimistas pareciera casi imposible.

Pero el sitio, que por supuesto ya ondea la identidad malosa por todos lados, para dejar en claro que aquí ya es su territorio, deja entrever un emporio dedicado a cualquier disciplina que tiene que ver con el deporte.

Y las estructuras metálicas gigantes, que rodean a la gran superficie excavada para darle sentido al emparrillado, son las que precisamente le otorgan aún más tonalidad a este escenario que desde antes de construido ya provoca mucha emoción entre los habitantes de la Ciudad del Juego, pues saben que, a partir de que la escuadra negro y oro se traslade a estos lares, se vienen cosas realmente benéficas para la gran mayoría. Hablando del arraigo que esta organización tiene a nivel global, y tomando en cuenta que California está relativamente cerca, incluso en carretera, la previsión es que seguramente el turismo aumentará al que ya de por sí decide aventurarse cada fin de semana.

Esto por supuesto pegará sobremanera, siempre bondadosa, en los servicios que un lugar tan llamativo ya de por sí ofrece durante los 365 día del año.

María, una paisana que desde hace 20 años radica de este lado de la frontera, y que cuenta con dos propiedades, entiende que la inversión hecha subirá sus bonos, por lo que ya merodea el entrarle a aquello de los hospedajes a través de una aplicación para tener una entrada extra a propósito de todo lo que sucederá desde el próximo 2020.

Y es que tomando en cuenta la aparición de nuevos cosos para la práctica del tocho en los Estados Unidos, el plan apunta a que enseguida será sede del Super Bowl, el evento por excelencia en todo el planeta, y que el colectivo global dice: Es hablar de cosas mayores.