La Libertad de No ser madre, es una decisión que se puede...

La Libertad de No ser madre, es una decisión que se puede tomar

240
0
Compartir

Por: Alejandra Durán

“La Libertad de las mujeres se construye también desde su libertad para decidir ser madre, o no serlo”

-Fondo María-

 

A propósito de… el tan festejado 10 de mayo es necesario hablar de las mujeres que no quieren, por las razones que a ellas les competan, ser madres. Así como de las mujeres que deciden interrumpir su embarazo y de aquellas que bajo los perfiles de la desinformación y situaciones económicas adversas no tienen oportunidad de elección.

Casi podría asegurarse que a lo largo de la historia de la mayoría de las mujeres se nos ha asignado como principal proyecto de vida ser madres, algunas toman la decisión de serlo y otras no. Pero esta última ha sido una decisión que a muchas mujeres les ha costado defender y que todavía en pleno siglo XXI la sociedad aún no acepta.

La decisión de ser o no madre depende de muchos factores, por ejemplo la edad, escolaridad, proyectos de vida, entre otros (que seguramente irá sumando mientras querid@ lector@ lea esta columna).  También es cierto que existe una presión por parte de los que nos rodean sobre este tema, pues no falta quien siente hasta lástima porque “vas a estar sola” o el clásico “no vas a tener a nadie que te arrime un vaso de agua”, o simplemente no aceptan que así como es un Derecho ser madre, también es un Derecho No serlo.

Según la Revista Zócalo en entrevista con el economista, sociólogo y demógrafo de la UNAM Carlos Welti, señaló que en el año 2016 “una de cada cinco mujeres con estudios de bachillerato o licenciatura decide ya no tener descendencia, mientras que estos porcentajes son mínimos entre mujeres con menor nivel de escolaridad”. Lastimosamente la información y educación en la sexualidad de la mujer, así como sus derechos y libertades no siempre está al alcance de todos los sectores de la sociedad.

En 2015, con base en la Encuesta Intercensal el 7.8% de las adolescentes de entre 12 y 19 años ya eran mamás de por lo menos un hijo, a esto se suma que en 2017 con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE)  muestran que de los 48 millones de mujeres de 15 años y más 35.2 millones han sido madres  y el 41.1% de las madres con 15 años no cuenta con la educación básica concluida.  Las mujeres menores de 16 años corren riesgos de morir antes o durante o después del parto cuatro veces más que las mujeres de entre 20 a 30 años, según la Organización Mundial de la Salud de 812 muertes registradas en 2016 el 12.8% fueron de menores de 19 años incluida una niña de 10 a 14 años.

La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares señala que en 2016 el 30.8% de las madres de 15 años casadas o en unión libre aseguró haber padecido violencia por parte de su pareja en los últimos 12 meses: Violencia Emocional 27.8%, Económica 14.1%, Física 8.5% y Sexual 2.5%.

La violencia sexual es un factor en los embarazos de las niñas, adolescentes y jóvenes y adultas en México que pone en riesgo su vida, es por ello que se ha luchado por la legalización del aborto, pero también se ha luchado por que haya la Libertad de decidir ser o no madre, continuar o no con ese proceso, se haya o no padecido una violación sexual, o algún tipo de violencia.

Después de que en 2007 se lograra la despenalización del aborto en el entonces Distrito Federal se registraron hasta 2018 194 mil 153 mujeres atendidas en todo el país, así informó la Secretaria de Salud. La despenalización del aborto sí es un logro debido a que la seguridad de las mujeres que decidan practicarlo está garantizada ya que se corre menor riesgo de caer en manos equivocadas y llevarlas a la muerte.

A propósito de… el día de la madre, La libertad de No ser madre, por las razones que a cada mujer le competan, también es una decisión que se puede tomar.