Tras los pasos de La Roca

Tras los pasos de La Roca

131
0
Compartir

Ciudad de México.– El mundo del pancracio y el del cine tienen cosas en común; al final, los protagonistas lo que buscan es emocionar al público, que vibren con su actuaciones en un set o arriba de un ring.

Así lo entiende Gilbert El Boricua, quien tiene que mutar, como lo hacen los actores dependiendo donde se presente, ya sea con su actual nombre desde su entrada al Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), como Ricky Banderas El Mesías, tras su paso como uno de los estandartes de AAA, o Mil Muertes, cuando participa en Estados Unidos y Europa con Lucha Underground .

“Cuando entré al Consejo, al decir Gilbert El Boricua, después de una carrera de 21 años de Ricky Banderas El Mesías, fue raro, es totalmente diferente, pero yo creo que es mental, porque todos sabemos quién es El Mesías, quién es Ricky Banderas, quien es Mil Muertes, pero quieren ver al personaje.

“Yo cambio la estructura del personaje, mucha gente en México me dice: ‘Es que El Mesías le echa más ganas como Mil Muertes’, pero es igual, sólo son diferentes personajes, es como Bruce Willis que un día está como Die Hard (Duro de Matar), y otro como de otra película, o como Sylvester Stallone con Rambo o Rocky”, comenta el rudo en entrevista para Grupo Cantón, a poco más de seis meses de su incursión en el CMLL, que ha sido bien acogida por la afición de la Seria y Estable .

“Pensé que era otro mundo, que lo es, pero fue tanto el impacto que causé en AAA que, al llegar al Consejo, yo creo que la fanaticada esperaba eso y que gracias a Paco Alonso que me dio la oportunidad, ahora mismo se están dando cuenta que pueden ver manos a manos que les están gustando como con Diamante Azul y Volador Jr, o puede haber otros enfrentamientos con Rush, Terrible, Carístico o Místico, infinidad de luchadores que hay en el Consejo”, revela, al tiempo de comentar que este papel que le toca interpretar de villano en los encordados es lo que cada vez llama más la atención entre los seguidores del deporte de los costalazos.

“Yo puedo ser técnico y rudo, pero hoy en día los rudos son una especie de antihéroes que les gusta a la gente, a veces siento que he llegado a plazas en las que los aficionados son más rudos que técnicos, yo creo que han sido tantos y tantos años en el que el técnico es el bueno, que a veces se necesitan estos antihéroes.

“El rudo es el personaje principal, porque si no hay un rudo no puede haber un técnico bueno, y la gente no pagaría un boleto para que el técnico le parta su madre al rudo, tiene que haber un rudo brutal para que haya un técnico brutal”.

DEBUT ACTORAL

Y fue tras su participación en Lucha Underground, que Mil Muertes, como es conocido en esa empresa, conoció la actuación ante las cámaras, una faceta que desconocía, pero que le apasionó tanto como la lucha libre.

“Lucha Underground es un programa de televisión en Estados Unidos, lo tiene MGM, ahí, ellos te dan los scripts sobre cómo va a estar el segmento de lucha, se tienen pláticas ensayadas, ahí empecé a agarrar un poco más la onda y fueron cuatro años, en los que tienes que seguir el libreto, y como en Hollywood no puedes cambiar una sola palabra, lo hacías o lo hacías”, confiesa.

Y por azares del destino, tras salir de una función de cine, hace poco el esteta fue abordado por un director y productor que lo invitó a participar como actor en tres cortometrajes para un Festival de Teatro.

“Sí, una es una especie de trama como de narcos, como la película Taken, que es un papá que busca a su hija, sólo que aquí es al revés, la hija busca a su papá, que lo tienen unos secuestradores narcotraficantes, y yo soy mano derecha del jefe de los malos.

“La segunda se llama: Una Última Lucha, como su nombre lo dice es de lucha libre, aunque algo raro porque era como la de Coco, este luchador era un especie de Mil Muertes, pero con otro nombre y tenía que ganarle a otro luchador que se había llevado a su hija, porque ella murió y yo era el malo; si él me ganaba a mí, su hija podía volver al mundo real” Si estrellas del pancracio han llegado a la pantalla grande como: Hulk Hogan. Steve Austin y más recientemente John Cena y Dave Bautista, Gilbert El Boricua también busca emularlos y llegar a ser como Dwayne Johnson.

“Ese es mi segundo objetivo, porque mira a La Roca, es un vivo ejemplo, dónde está ahora y como fue una figura de WWE. “Pasó de ser luchador, a uno de los actores mejor pagados de Hollywood, son cosas que se pueden lograr y me gusta, y ese es un objetivo para lo que estoy trabajando ahora”.