Una Guardia sin trampolín

Una Guardia sin trampolín

400
0
Compartir
CIUDAD DE MÉXICO, 27MARZO2019.- Imagenes distribuidas por la presidencia de la República de los nuevos uniformes Guardia Nacional. Los cuales comenzaran a utilizarse en mes y medio según informe. FOTO: GOBIERNO DE LA REPÚBLICA /CUARTOSCURO.COM
Alejandro Lelo de Larrea

Por supuesto que el criterio de trayectoria fue muy importante para designar al comandante de la Guardia Nacional y a los representantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y a la de Marina (Semar) en el Estado Mayor de la corporación.

Para jefe de la Guardia, AMLO nombró al general brigadier en proceso de retiro, Luis Rodríguez Bucio. Y como representantes de la Sedena y Marina, el también general en proceso de retiro, Xicoténcatl Núñez, y el contralmirante en retiro, Gabriel García Chávez.

El perfil de los designados también se corresponde con otras consideraciones que se hicieron, de carácter político y jerárquico.

1) Sentar el precedente de que militares en activo pueden comandar la Guardia.

2) No dejar espacio a que esa posición pueda ser utilizada como una especie de plataforma para una eventual aspiración a convertirse en titular de la Sedena o la Semar.

3) Por lo anterior, designaron a generales de brigada y a un contraalmirante. Con este grado, no cubren el requisito para encabezar la Sedena o la Semar. Deben ser generales de división y almirantes.

4) Y por lo mismo generales en proceso de retiro, y un contraalmirante en retiro. Ello los imposibilita para encabezar la Sedena o la Semar.

5) Los generales de brigada y el contralmirante, por formación, le guardarán respeto a la superioridad de todos los generales de división y almirantes.

6) Desde febrero pasado, militares y marinos en retiro pueden usar sus condecoraciones y obtener ascensos. Es un incentivo para que los designados quieran seguir laborando, cuando la ley ya les permitiría i