Brugada, marginal

Brugada, marginal

2118
0
Compartir
FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM
Ian Soriano

La pregunta de qué tanta importancia le dan los alcaldes a la cultura, sería bueno dirigirla a la de Iztapalapa, Clara Brugada.

Resulta que Brugada Molina dejó sin presupuesto y sin salón de clases a la Orquesta Infantil de Oriente, que está conformada por niños y jóvenes provenientes de colonias de alta marginación como la Ejército de Oriente, El Hoyo, La Joya y la José María Morelos.

A raíz de que la alcaldía le dejó de pagar desde febrero y sin previo aviso, el director del conjunto instrumental, Vadim Tavira y sus 40 alumnos acudieron al edificio del Gobierno capitalino para exigir que le paguen ya tres meses de sueldo y que los regresen a un salón digno para sus clases, porque los aislaron en uno que ni sillas tiene.

El pretexto de la alcaldía, como en la mayoría de los asuntos que se abandonan, es que “no hay presupuesto”.

El propio director comentó a este espacio que el gobierno de Brugada está apoyando a otras orquestas y se olvida de los 8 años en que el proyecto ha rescatado a niños y jóvenes de las adicciones y la delincuencia.

El profesor sigue trabajando sin sueldo, impulsado por el logro de haber formado a 400 jóvenes gratuitamente en colonias marginadas por el gobierno morenista.

Compartir
Artículo anteriorLa CNTE y sus tres sopas
Artículo siguienteNo inventen