Locatarios no se coluden con funcionarios

Locatarios no se coluden con funcionarios

287
0
Compartir

Servidores públicos pidieron dinero a los comerciantes para la instalación eléctrica de sus locales

 

Adriana Canchola, representante de la planta baja de los locatarios del Mercado de Artesanías 414, negó estar coludida con Eduardo Ramírez Vallejo y algunos servidores públicos de la demarcación, quienes presuntamente pidieron dinero a los comerciantes para la instalación eléctrica de sus locales, a pesar de que hay una denuncia ante la Contraloría General de la Ciudad de México, interpuesta por un grupo de comerciantes de esa demarcación.

En días pasados, este diario publicó la denuncia que hicieron algunos comerciantes de la planta alta de ese mismo mercado, la cual fue presentada ante la Contraloría de la propia alcaldía de Coyoacán, donde denuncian que sus compañeros, encabezados por Adriana Canchola, pidió, en complicidad con los servidores públicos, dinero que hasta juntaron 300 mil pesos.

“Nosotros no estamos coludidos con nadie. Somos comerciantes de muchos años en Coyoacán. Fundamos este mercado y nadie nos puede venir a decir que estamos en complicidad con funcionarios de la ahora alcaldía”, declaró a este medio la representante de los locatarios.

En el documento, los comerciantes denunciaron que existen vicios y cobros indebidos en la realización de dichos trabajos de instalación del servicio de luz, por lo que además se requiere la intervención de la Contraloría a fin de deslindar responsabilidades y determinar las sanciones correspondientes a quien resulte responsable.

Adriana Canchola y sus representados, hicieron un recuento de su relación con administraciones pasadas, y acusaron a Mauricio Toledo y Valentín Maldonado de tolerar el comercio informal en los jardines del primer cuadro, situación que les ha perjudicado a ellos y les ha quitado clientes.

“No estamos dispuestos a seguir tolerando esas prácticas. Nosotros respetamos a los funcionarios y no tenemos nada que ver con nadie. Si tenemos que tratar con alguno u otro, pues lo vamos a hacer, pero rechazamos que hayamos hecho un mal manejo de los recursos. El servicio se restableció y los trabajos se hicieron”, anotó.

Los comerciantes habían presentado una denuncia ante la Contralora de la alcaldía de Coyoacán, Irma Ruth Lara Gallegos, pues desde el inicio de la actual Administración de la alcaldía de Coyoacán, se planteó ante el alcalde Manuel Negrete, la necesidad de que todos los locatarios del Mercado 414 contaran con el suministro de luz.

Esto permitió que algunos liderazgos de grupos, como la señora Adriana Canchola, en complicidad con estos funcionarios, establecieran un monto por el cobro de este servicio: conexión de instalación eléctrica de 2,000 por locatario; 500 de material y, por último, una cooperación diaria obligatoria de 100 por locatario para gastos de alimentación para la cuadrilla de trabajadores de la Dirección de Obras, para dar un total de unos 300 mil pesos, según denunciaron.