Le juega al vivo

151
HyperFocal: 0
Salvador Trejo

Serios problemas legales puede tener Julión Álvarez por haberle jugado al vivo y subir a las plataformas digitales sus dos sencillos Cuando te amé y La sonrisa obligatoria, cuando sabía perfectamente que no podía hacerlo por la bronca que trae con el Departamento del Tesoro de EU.

De manera muy “ingeniosa” alguien del equipo de trabajo del chiapaneco subió los temas a YouTube y Spotify con el nombre de “Julión A”, pensando que no los iban a detectar, pero ya les cayó la voladora. A ver si esto no lo toma el gobierno gringo como un desafío, porque aunque Julión diga que él no tuvo nada que ver, las canciones estuvieron promocionándose varias semanas; también hay que esperar si las plataforma donde subieron las canciones no toman alguna medida legal contra el chiapaneco, pues les dio una embarcadota de aquellas y la ley en EU dice que ninguna empresa trasnacional puede tener vínculos con los personajes que boletina el Departamento del Tesoro por posibles nexos con el narcotráfico, so pena de sufrir las sanciones correspondientes.

Como lo comenté anteriormente, Pancho Barraza resurgió como el Ave Fénix y sus presentaciones en México y Estados Unidos son un trancazo, pero parece ser que Pancho ya volvió a las andadas, pues ahora resulta que va a grabar reggae en la casa y con los hijos de Bob Marley. Barraza es muy bueno en lo que sabe hacer con la banda y el mariachi, pero una cosa es innovar y otra hacer locuras.

Ojalá me equivoque y el llamado Poeta del Pueblo me calle la boca con el tema y el video de Solo un sueño y que esto no se vaya a quedar en eso, en un sueño. Por lo pronto el intérprete de Mi enemigo el amor ya prepara las maletas para ir a hacer su arriesgado proyecto a Jamaica, en la mismísima casa de El Rey de Reggae, Bob Marley. A ver qué sale.

Antes de despedirme. les cuento que tuve de visita en la redacción de BASTA! a Martha y Lili Fernández, integrantes de Sexy Ritmo y Melina y Omeri, de Aroma, quienes vinieron a presentar en exclusiva su tema Ay amor, una cumbia romántica que les quedó sensacional.

Con este feat quedó demostrado que es falso que haya envidias y celos profesionales entre los grupos femeninos, y el resultado fue tan bueno que ya están pensando en echarse otro; además de continuar cada una con sus proyectos individuales y ojalá así sea por el bien de la música tropical. Nos leemos en la próxima.