Pero ausentes emocionales

Pero ausentes emocionales

308
0
Compartir

En muchas ocasiones los hijos son víctimas de la variación de hábitos que hoy se vive en el núcleo familiar y eso se debe a que la disponibilidad emocional de los padres no siempre es la que debería ser. Lo ideal es buscar un espacio para escuchar y comprender a los menores, ya que esta ausencia de tiempo es considerada una forma de maltrato infantil que afecta las emociones y el desarrollo de los infantes al sentirse éstos rechazados.

Ser padres incluye considerar cada detalle en el crecimiento de los hijos y no solo preocuparse por lo material, a qué tipo de colegio debe ir o simplemente presumir sus fotos en las redes sociales con los amigos.

La paternidad no siempre es tarea fácil debido a que los pequeños necesitan que se empatice con sus sentimientos y es algo que muchos padres no logran hacer nunca.

El tema de la disponibilidad emocional de los padres se refiere precisamente a la capacidad de éstos para interpretar los sentimientos de su hijo. Si se tratara de un examen, sin duda un alto porcentaje lo reprobaría.

Y es que, no se trata solo de cuestiones físicas como el hambre o los dolores, sino de ser empáticos para ver más allá.

TIEMPOS MODERNOS

En la actualidad, el hecho de vivir en un mundo en el que muchas cosas importantes se pasan por alto, y donde los estímulos constantes que recibimos, la mayor parte viene de los dispositivos electrónicos, simplemente nos ha restado la capacidad de observación.

¿QUÉ PASA?

Este problema puede encontrar su origen en diversos motivos, siendo uno de elloslas competencias paternales. Corresponde a la incapacidad de los padres de atender a su familia; puede darse por problemas de salud mental, traumas, adicciones o casos de depresión. Otro factor es el grado de apego entre el padre y el niño. Si el progenitor tiene una idea negativa de su bebé, difícilmente logrará empatizar con él. La disponibilidad emocional no depende de la clase social de la familia. Se ha detectado en familias de escasos recursos y también en otras más pudientes.

SOLUCIONES

Busca ayuda profesional pero también puedes: 1 Estar atento a sus señales y darle respuestas apropiadas. 2 Interrumpe lo que estés haciendo para atender sus problemas y ofrecer soluciones. 3 Controla tus emociones negativas. Sé comprensivo.