Levanta la mano

62

Ciudad de México.– Con desventaja en el marcador de dos carreras, en el último juego de los Diablos Rojos en el Fray Nano ante los Pericos de Puebla, Daniel Jiménez apareció en el noveno inning con un tablazo por el jardín izquierdo para igualar el marcador con doblete productor en los spikes de Kevin Medrano y Armando Araiza.

Al final, a la Diabla, el México se quedó con el partido dejando tendidos en el terreno a los verdes, el domingo pasado, en juego de Pretemporada que sirvió para despedir al pequeño, pero acogedor inmueble de la Jardín Balbuena.

Y Jiménez, quien conectó el doblete con el que los de casa igualaron los cartones, en charla con Grupo Cantón revela su sentir al despedir el escenario con el que debutó en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

“Muy agradecido con el Fray Nano, fue el que me abrió las puertas en el equipo y muy contento de haber jugado ahí, lo llevaré en mi mente por siempre”, asegura el novel jardinero, que así como el domingo pasado respondió a la hora buena, lo ha hecho cada vez que ha tenido la oportunidad de jugar con la franela de La Pandilla Escarlata.

Ganador de un campeonato de la Liga Invernal Mexicana (LIM), en la que se consolidó como el Jugador Más Valioso, Jiménez Cruxent ha sido utilizado como jugador de reemplazo en las dos más recientes temporadas de LMB en las que también ha respondido con imparables el Fray Nano, en la última Serie de campaña regular en la segunda vuelta de 2018.

Aunque el manager de los capitalinos, Víctor El Flamingo Bojórquez aún no ha delineado el roster definitivo con el que encararán la temporada que está por iniciar, Daniel Alejandro ya posa con uno de los nuevos jerseys que utilizará La Novena de la Ciudad, en el certamen que desea sea su consagración en la pelota nacional.

FOTO: ANTONIO CRUZ

“Muy contento y agradecido con los coaches y cuerpo técnico que me dan la oportunidad de estar nuevamente en el equipo.

“La verdad yo he venido trabajando muy fuerte para este momento, para poder responder en los momentos indicados, yo sé que ahora en el equipo hay demasiada competencia, yo respeto eso, todos tenemos nuestro talento y yo voy a tener que seguir esperando las oportunidades para poder hacer mi trabajo”, confiesa en el marco de la presentación de los nuevos uniformes del México.

El pelotero nacido en Venezuela ya pisó junto a todos sus compañeros el Diamante del Estadio Alfredo Harp Helú, y sólo tiene palabras de alabanza para la que será su nueva casa.

“Vamos a estar en un estadio que va a tener todos los lujos, accesibilidad a mil y un cosas que en el otro no teníamos, la verdad me siento muy contento y cómodo a la vez”, asevera.

La plantilla escarlata que se está conformando así como el aliciente por estrenar inmueble, hacen pensar a Jiménez que el equipo está para grandes cosas en este 2019.

“Como te lo diría cualquiera, estamos para llegar al campeonato, es lo que estamos buscando y don Alfredo está esperando eso también de nuestra parte”. oportunos, como cuando dejó tendidos en el terreno con un sencillo suyo a los Leones de Yucatán, entonces Campeones del circuito en