Demanda militancia unida, el PRI

34

TOLUCA, MEX.- La dirigente del PRI en el Estado de México Alejandra del Moral, dijo que es necesario que la militancia esté unida, organizada y trabajando para que se ganen las elecciones intermedias del 2021, ello después de afirmar que la Consulta Popular y Revocación de Mandato es un peligroso error que eventualmente le abrirá las puertas a la inestabilidad y a la violencia política.

En sesión del Consejo Político, se avaló el acuerdo por el que se aprueba requerir a los consejos políticos municipales determinen el procedimiento estatutario, tope de gastos de proselitismo, autorización para la expedición de la convocatoria correspondiente y actualización de las comisiones municipales de procesos internos, para la renovación y elección de los comités seccionales, consejos políticos y los comités municipales, para el periodo estatutario 2019-2022.

Tras esta aprobación, la dirigente del PRI estatal, Alejandra del Moral Vela, indicó que en su partido son respetuosos de la diversidad y son plurales, pues no existe pensamiento único, ni los dogmas y mucho menos los fanatismos mesiánicos, “aquí procuramos la unidad, la igualdad y la institucionalidad”.

Aseveró que en este partido no hay incertidumbres, sino confianza y certeza del Gobierno estatal de Alfredo del Mazo Maza, al que llamó político que avanza sorteando obstáculos sin polarizaciones, respetando la institucionalidad y asumiéndose orgullosamente priista.

Reconoció que se viven tiempos de tempestades políticas y recordó las modificaciones a la Constitución en temas de revocación de mandato o de reelección presidencial sin consensos políticos partidistas y sociales, “es un peligroso error que eventualmente le abrirá las puertas a la inestabilidad y a la violencia política. Es jugar con fuego, nadie absolutamente nadie, tiene derecho de atentar contra la unidad nacional en temas fundacionales; las elecciones libres, auténticas, periódicas; deben seguir su curso en los tiempos establecidos en la Constitución”.

CONSENSO

La única forma estable, prudente y honesta para tocar temas fundacionales es mediante el consenso nacional y jamás mediante la imposición.