Se le acabó el torneo

76

Ciudad de México.– Con el ojo experto que le da una carrera de 25 años como árbitro profesional, en los que además tuvo la oportunidad de dirigir en dos Mundiales: Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, Armando Archundia desmenuza en entrevista con Grupo Cantón el trabajo de Francisco Chacón en el Clásico Nacional de Copa MX, que terminó con triunfo para el América 2-0 sobre el Guadalajara.

“En general, fiel a su estilo, muy tranquilo, relajado, porque así es su manera de dirigir, las decisiones son de apreciación, es verdad que hay un penalti evidente que le cometen a Paul Aguilar, prácticamente es un candado al cuello de (Jair) Pereira. La jugada de la mano de (Ronaldo) Cisneros me parece que es una mano totalmente involuntaria, no es penalti.

“Pero también hay una jugada dentro del área del América de (Carlos) Vargas sobre (Leopoldo) Cortés que también se pudo haber sancionado como penalti, pero son apreciaciones del juego, me parece que cumple de buena manera, y también hay que decir que se le escapó una tarjeta roja sobre (Edson) Álvarez, que le tiró un par de patadas a (Miguel) Ponce en la mediacancha”.

Sin embargo, para el ahora analista de televisión, Chacón se equivocó al imitar los gestos del técnico azulcrema, Miguel Herrera, durante el transcurso del juego, porque como señala, tenía otros recursos para sancionar al Piojo.

“Ayer, lo que vi de Paco, indudablemente yo lo repruebo como árbitro, no lo comparto, entiendo muchas cosas, pero esto no lo comparto, creo que se equivocó rotundamente en ese aspecto, pudo haber tomado decisiones correctas o erróneas, eso es parte del juego, pero no puede salirse de la investidura de árbitro que es lo más importante”, refiere Benito Armando, quien, asegura no saber si realmente Chacón dijo: “A mí me vale madre, todos me la pelan”, como parece se captó en televisión, en una charla con un par de jugadores en la cancha, pues a decir del exjuez, “no sabemos a qué se refería en ese diálogo”.

Ante lo sucedido con el nazareno del Clásico, ayer la Comisión Disciplinaria abrió una investigación de oficio contra Chacón Gutiérrez. En el reglamento de sanciones, la falta de respeto o insultar al público, jugadores o integrantes del cuerpo técnico, hace acreedor al árbitro a una sanción de dos a seis juegos sin actividad, pero para Archundia Téllez, la pena puede ser mayor.

“Me parece que habrá una sanción importante, porque hay un reglamento que lo contempla e, independientemente de la sanción que va a recibir de la Comisión Disciplinaria, en conjunto con la Comisión de Árbitros, me parece que el torneo para Paco Chacón ya terminó, así de dura puede ser la sanción”.

Para el nacido en Jilotepec, Estado de México, esta actitud repetitiva en Chacón, le impidió convertirse en un árbitro más importante, y podría desembocar en su retiro.

“De repente cuando la soberbia o la arrogancia nos consume, por ahí perdemos muchas cosas, desafortunadamente Paco nunca trascendió a nivel internacional, no tiene más que una participación en Copa Oro, por ahí una participación de Copa América y nada más, porque no tiene esa diferencia entre el árbitro de alta jerarquía y el árbitro regular, así ha sido la carrera de Chacón, que me parece está prácticamente terminada”.