“La mala noche”: Hablando de explotación sexual

“La mala noche”: Hablando de explotación sexual

631
0
Compartir

Una cinta ecuatoriana que cuenta la historia de dos mujeres envueltas en un sistema de trata de personas con fines sexuales.

México.- El Festival internacional de cine en Guadalajara en su trigésimo cuarta edición, ha permitido contemplar diversas producciones que señalan distintas problemáticas sociales que se viven en nuestra actualidad, “La mala noche”, una coproducción Ecuador/México, es una de ellas, pues nos cuenta la historia de una mujer que se prostituye para vivir, pero pronto nos damos cuenta que es parte de una red de trata de personas, la cual, le impide la oportunidad de tener una vida en libertad. En exclusiva para GRUPO CANTÓN, platicamos con su directora, Gabriela Calvache, y con su protagonista, Noëlle Schönwald.

“‘La mala noche’ es una cinta que me cambió completamente en muchos sentidos. Si no es por esta cinta yo no me llego a dar cuenta lo que significa ser mujer en este mundo, porque yo vengo de una sociedad de privilegios y tengo muchos recursos que la mayoría de la población no lo tiene. Yo no era consciente de eso hasta que empecé a conocer mujeres de mi misma edad o más chicas o grandes, que tenían que vivir muchas cosas que yo no. Me llevó a pensarme como un ente social que me debo a mi entorno y a algo mucho más grande, a mi género”, relató Gabriela.

Sobre la construcción de su personaje, Noëlle platicó: “Hay una víctima de trata de personas que se llama Marcela Loaiza, en Colombia. Ella tiene una historia tremenda, fue secuestrada por la Yakuza, en Japón. Duró aislada y secuestrada por años, ella logra escapar y regresa a Colombia y logra reconstruir su vida. Ese fue como mi primer contacto y un poco en lo que centré mi investigación, quería saber que decía o pensaba”, comentó.

Gabriela, nos cuenta la importancia que vive ahora que dirigió su primer largometraje: “Yo soy productora y he dirigido algunos cortos, pero nunca había vivido la experiencia de realizar un largo de ficción, y por fin pude entender globalmente lo que implica hacer cine. La entrega emocional que tiene un director no es la misma que tiene un productor. Ser directora me permitió tener un sentido mucho más global de hacer cine, me siento más fortalecida ahora”.

Al realizar una cinta como “La mala noche”, Noëlle descubrió de forma lamentable, la realidad de la sociedad en la que se vive en muchas partes del mundo: “Lo más doloroso para mí, es ver que este problema es el producto del machismo tan tremendo e histórico que se vive, en donde la mujer (y hombres a menor escala), son tratados como esclavos. Es el resultado de que aquel que tiene poder, hace lo que se le da la gana y la misma sociedad se encarga de proteger al que abusa. La mujer es totalmente vulnerable, se ve impedida para salir del circulo vicioso en el que se encuentra”.

Sobre las dificultades que enfrentó a lo largo del rodaje, la experimentada actriz dijo:
“Un reto muy grande era mi relación con el proxeneta, Nelson, si esa relación no se establecía yo sentía que mi personaje no tenia sentido. Era la columna vertebral, con el proxeneta tenia que sentirse el sometimiento y la relación de amor/odio, es una cosa muy compleja y fue lo más duro de abordar”, platicó.