Alcaldía de Nicolás Romero, de cabeza

2882
Avatar

El edil de Nicolás Romero, Armando Navarrete, va dando tumbo tras tumbo, la inestabilidad del municipio ha hecho crisis, las denuncias de empleados por despidos injustificados son la cereza en el pastel.

La pasividad de Navarrete es insultante, su falta de tacto político es evidente, por lo que las confrontaciones con integrantes de su cuerpo edilicio han sido recurrentes y la ingobernabilidad es palpable.

La llegada de funcionarios ajenos al municipio y por consiguiente, ignorantes de los problemas de la demarcación, como Roberto López Olvera recientemente impuesto por Armando Navarrete como director de Movilidad, han desatado un cúmulo de inconformidades y trabajadores han amenazado con tomar la alcaldía

La crisis al interior del municipio podría alcanzar otras dimensiones, el enojo es generalizado, personal del organismo del agua también ha mostrado inconformidad. La falta de insumos para poder operar es una de las principales quejas, no hay computadoras, internet ni impresoras para sacar el trabajo, dicen.

Armando Navarrete tendrá que informar cómo Luis David Velázquez Guerrero, ejerce el cargo de Contralor sin cumplir los requisitos que marca la Ley, ya que a pesar de no contar con la certificación que expide el Instituto Hacendario del Estado de México (IHAEM), funge como titular de esa área, cuando las reglas dicen que para el caso del contralor y tesorero, estos tienen que contar con la certificación respectiva del IHAEM antes de tomar el cargo.

Las cosas para el alcalde morenista no parecen fácil, la tan anunciada Cuarta Transformación en Nicolás Romero al parecer tendrá que esperar. Aún hay más.