La canta derecho

La canta derecho

549
0
Compartir

Ciudad de México.– Dice el dicho que ‘el que es gallo donde quiera canta’, y el micro luchador del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), El Gallito Tapatío, lo demuestra, pues además de sus dotes luchísticos también le entra a la cantada, y no lo hace nada mal.

Entrevistado por Grupo Cantón en el ring de la Arena México, el miniestrella se muestra orgulloso de que el CMLL le haya brindado la oportunidad de convertirse en luchador, pues anteriormente sólo fungía como mascota de luchadores profesionales como El Gallo, El Vaquero y Star Black, a los que acompañaba en su esquina en su natal Jalisco.

“Fue una sorpresa para mí que me hayan tomado en cuenta para formar parte de los microestrellas, agradezco al maestro Último Guerrero que se haya fijado en mí, y me descubriera, para convertirme en luchador”, afirma.

Sobre su inclusión en el cartel del Homenaje a dos Leyendas, en el que formará tercia con Microman y Átomo, para medirse ante el rudísimo Chamuel, El Perico Zacarías y Mije, asegura representa una gran alegría, pero también un gran compromiso, pues ahora están obligados a dar el mil por ciento arriba del ring para que vayan surgiendo más oportunidades como ésta al rendir homenaje al Padre de la Lucha Libre Mexicana, Salvador Lutteroth González, y a Blue Demon, Leyenda.

“Muchos creen que porque somos minis no estamos suficientemente preparados para funciones de esta naturaleza, pero no es verdad, dicen que ‘el que es gallo donde quiera canta’, y nosotros, los micros, estamos capacitados para estelarizar cualquier función, hasta un Aniversario, por eso entrenamos todos los días”, asevera.

Agrega que con su personaje de El Gallito Tapatío quiere llegar muy lejos, pues el objetivo de pisar la Arena México ya lo cumplió, y ahora quiere convertirse en el primero de su División en ir a luchar a Japón, por lo que buscará incansablemente que la empresa le dé la oportunidad.

Finalmente, lanza que le gustan los retos, y que le gustaría exponer la máscara con alguno de sus compañeros, en especial con El Perico Zacarías.

“Tengo cuentas pendientes que aclarar con él, ojalá la empresa nos programe en una lucha de apuestas para poder demostrarles que puedo con eso y más”.

EL CANTO

Sobre su faceta como cantante, explica que es algo que trae desde niño y cada vez que puede lo practica, inclusive hay mucha gente y compañeros que lo arengan para que lo haga de manera profesional, pero su pasión es la lucha libre y no quiere distraerse.

“Siempre me van a escuchar cantando, en el baño, en los vestidores, en las Arenas, pero es más un hobbie, porque lo mío es la lucha y es una oportunidad que no quiero desaprovechar”, finaliza.