Ocultan impacto del Interurbano en Álvaro Obregón

94
TOLUCA, ESTADO DE MÉXICO, 26FEBRERO2018.- En la carretera Toluca-Palmillas se realizaron maniobras para descargar vagones del Tren Interurbano México-Toluca, por algunas horas la circulación se vio entorpecida. FOTO: ARTEMIO GUERRA BAZ /CUARTOSCURO.COM

Ian Soriano

Grupo Cantón

Los vecinos se quejan por la opacidad de la alcaldesa, pues no existe certeza de cuántos daños más ocasionará la construcción del Tren Interurbano a las familias que viven en la zona del trazo original de la obra.

Por esta razón, le llovieron reclamos a la alcaldesa Layda Sansores, en el recorrido de supervisón de los trabajos de mitigación que hizo hace unos días junto con el secretario de Obras capitalino, Jesús Antonio Esteva.

De acuerdo con vecinos de las colonias Vasco de Quiroga, Camino a Santa Fe y Camino Real a Toluca, la obra del tren “viene aparejada con un viaducto vehicular que está suspendido y nadie informa nada, sigue siendo una preocupación, por eso se lo preguntamos a la alcaldesa”.

Lo que lamentan los obregonenses es que la alcaldesa Layda Sansores no transparente el informe técnico con el que el ex delegado Leonel Luna otorgó los permisos para autorizar el aprovechamiento de las barrancas, y lo peor: la explotación de los ojos de agua, a pesar de que la zona cuenta con el decreto de protección ambiental y esto impide la construcción de obras de la magnitud del Interurbano.

Otra de las exigencias de los vecinos es que tanto el gobierno central como la alcaldía se pongan de acuerdo para dañar lo menos posible la red hidráulica de la zona porque, dijeron, “eso es lo que se está rompiendo, la red de agua potable, que son las reservas importantes de la ciudad”.

El burocratismo en la demarcación, acusaron los empleados de la alcaldía, permitió que los vecinos no se enteraran de la dimensión del impacto ambiental y con la administración de Sansores tampoco se ha transparentado.

De igual forma, los ejidatarios de San Lorenzo Acopilco y San Bartolo Ameyalco se mantienen preocupados por el daño ambiental e hídrico que genera el trazo del tren y que incluso afectaría a los corporativos de Santa Fe, por los vasos reguladores que los abastecen.

 

El Interurbano costaría en total 65 mil mdp, contaría con 30 trenes y podría terminarse este año.

 

¿Sabías que?

Las obras del Tren Interurbano afectan a Álvaro Obregón y Cuajimalpa. Y las obras de la L-12 del metro a Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón.

“A los vecinos nos preocupa el movimiento del tren, la vibración, la estabilidad de nuestras viviendas”.