Busca dejar escuela ruda

Busca dejar escuela ruda

169
0
Compartir

Ciudad de México.– Después de pasar una complicada eliminatoria, Terrible se convirtió en el primer finalista del torneo por el Campeonato Universal, al vencer a Dragon Lee, y ahora espera a su rival con quien definirá el título, que es una obsesión tener de nueva cuenta.

Y el regiomontano dice a Grupo Cantón que está muy motivado por esta oportunidad: “Me siento emocionado, la verdad no pensé llegar a la Final, porque hay muchos valores buenos que le están echando muchas ganas, pero en esta ocasión me sacó a flote la experiencia y el colmillo largo y retorcido, pero puedo decir, porque reconozco a mis rivales, que Dragon Lee es un chamaco que le está echando muchas ganas y esos son los jóvenes a los que me encanta enfrentarme, que tengan hambre, que no tengan miedo y les gusten los retos, no nada más venir y pararse, sino enfrentase a cabrones de a de veras, porque a mí me tocó una época muy buena y ahora quiero yo dejarles una buena enseñanza y escuela ruda, porque ya quedamos pocos”.

Agrega que su deseo es que los jóvenes rudos o técnicos de ahora aprendan la vieja escuela y se enseñen a tener resistencia.

“A mí ya me está llegando mi hora, y quiero mostrarles lo que me dejó la vieja escuela, porque aparte de valor, hay que sacar la casta y el colmillo, además de las rudezas arriba del ring, porque eso a mí me ha servido mucho y yo no me lo quiero llevar, quiero que se quedé en los nuevos valores”.

Explica que este segundo aire se lo debe a la constancia y dedicación, lo que le ha permitido empezar con el pie derecho 2019.

“Creo que estoy tomando mi segundo aire desde el año pasado y estoy manteniendo el ritmo, la calidad, y lo más importante, el gusto de la gente que sabe que no cualquier rudo puede llenar la Arena México y llamar la atención”.

Finalmente, asegura que quiere que los jóvenes aprecien la lucha libre y no la prostituyan: “Eso me agüita mucho y me denigra porque este es un deporte familiar; el joven que quiere ser luchador debe dedicarse al cien por ciento”.