Teníamos sed de hipódromo

Teníamos sed de hipódromo

204
0
Compartir

Fuera del Handicap de las Américas, nunca había visto una fila tan larga en las taquillas y cuando los aficionados compraban sus entradas recibían también un calendario de la campaña 2019 del Hipódromo de las Américas, un regalo por una espera insoportable. Usted la vivió en Diario BASTA!, y aún no termina la pesadilla, pues para tener funciones los viernes tendremos que esperar hasta marzo. Sin embargo, el sábado pasado, dentro de Sotelo el disfrute del público era visible, todo estaba lleno, añoraban la experiencia en el histórico inmueble, la cerveza se acabó pronto, las filas para las concesiones de alimentos y nadie se quejó de la rutina de la que sigue siendo, a pesar del recorte de un mes, una de las temporadas más largas en todo el mundo.

Por eso no importó el sol que caía a plomo sobre todos, o los problemas de cada año en el deporte, porque no hay que olvidar que es la escasés de ejemplares una de las razones por las que tuvimos este lapso tan extenso sin carreras. El sábado fue algo genial, porque uno se sentía entre hermanos, todos con la pasión por la hípica (y por las Megas, que ya cuestan 5 pesos más), y de recompensa tuvieron el triunfo inesperado de Three Sharks, manejado por la leyenda César Mora, y entrenado por la otra leyenda, Arturo Ruiz, un carreron que hizo a los asistentes de la primera función imaginar una campaña de ensueño. Nosotros esperamos que la asistencia se mantenga alta y que pronto podamos hablar de un gran progreso en este nuestro deporte amado.