Venganza en Benito Juárez

Venganza en Benito Juárez

319
0
Compartir
Galileo Galilei

EN LA ALCALDÍA DE BENITO JUÁREZ, LOS VECINOS QUE SE DEDICAN LÍCITAMENTE A SUS actividades, se preguntan si el alcalde Santiago Taboada está del lado de los buenos o de los malos para saber a qué atenerse.

Resulta que la semana pasada, el alcalde panista, utilizó toda la fuerza pública de la demarcación para agredir y desalojar a personas que se dedican al reciclaje, con el argumento de que no cumplían medidas de protección civil.

La realidad es que llevó a cabo una venganza contra recicladores, porque el año pasado, cuando andaba en campaña, le negaron ayuda para sus actos proselitistas.

Lo que no cuadra es que mientras el alcalde envía a la fuerza pública para cobrar facturas, la delincuencia hace de las suyas sin que pueda meter las manos.

Por eso los afiliados a la Confederación Nacional de Industriales del Metal y Recicladores (CONIMER), se preguntan si en Benito Juárez hay que actuar fuera de ley para que el panista voltee paras otro lado.

Le recordaron que los recursos humanos y materiales son para gobernar a todos los habitantes de Benito Juárez y no para cumplir caprichos contra quiénes no simpatizan con su doctrina política.

Pero lo más delicado, señalaron es que el alcalde panista en Benito Juárez quiere emular al presidente municipal de Guanajuato, Alejandro Navarro, lanzando campañas discriminatorias y de desalojos porque en los territorios que gobiernan no quieren ver a gente pobre. Como la ven.

CAÑÓN DEL SUMIDERO CON NUEVOS AIRES

Quienes no pierden el tiempo en infiernitos son los afiliados a la CONIMER.

De la mano de su dirigente Francisco Uriostegui Pineda, realizaron trabajos de limpieza en el Cañón del Sumidero durante los últimos días, donde cientos de trabajadores de la CONIMER levantaron plástico, unicel, vidrio, metal y otros productos químicos dañinos para el medio ambiente.

El objetivo es crear conciencia entre la ciudadanía para que todos seamos ecologistas, no arrojando basura a los bosques y recolectarla para ponerla en su lugar. Qué tal…