Cosas que no observamos

Cosas que no observamos

1169
0
Compartir
LGM Studio . Fotografia de Arquitectura
Armando Ramirez

En la esquina de Reforma, Zarco e Hidalgo, hay motivos que nos invitan a recordar hechos de los cuales muchos no se acuerdan. Sobre el Paseo de la Reforma se encuentra la estatua de Francisco Zarco, periodista y defensor de la libertad de prensa, fue un periodista liberal, sufrió persecución, represión, por eso es considerado el apóstol de la libertad de prensa.

Incluso alrededor de su estatua, en la plaza, los periodistas de ahora hacen sus actos de reivindicación de la libertad de expresión, como son los homenajes que se le rinden al periodista Manuel Buendía, asesinado por ejercer su profesión de periodista.

Adelante rumbo a la iglesia de san Hipólito esta una pequeño altar donde se resguarda el fragmento del piso de un pasillo que conducen a las taquillas del Metro y que un día de lluvia, un vendedor de dulces, mientras se protegía de la lluvia, observó, según su dicho, como se aparecía en unos de los cuadros del suelo la imagen de la Virgen de Guadalupe, se emocionó, y llamó la atención de la gente para que vieran la aparición de la imagen de la Virgen. La gente lo creyó, y se comenzó a crear un fenómeno social, la iglesia y la policía no le creyeron, pero las autoridades de la Ciudad para no meterse en problemas levantaron un altar a la entrada del Metro Hidalgo, del lado de la calle de Zarco. En la esquina de la iglesia de San Hipólito hay un medallón de cantera, en ella está cincelada la historia de la Noche Triste, por aquí fue donde se dio la batalla donde los aztecas hicieron huir al ejército de Cortés.