Primer golpe a la refinería

229

El proyecto de construcción de la refinería sufrió ayer un primer golpe. La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) aplicó una sanción de 13 millones 900 mil pesos a la empresa responsable de los trabajos de limpieza del terreno de 300 hectáreas en el puerto de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

Lo anterior en respuesta a la denuncia popular interpuesta por el Centro300 hectáreas en el puerto de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco. Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (Cemda) en noviembre de 2018, por el desmonte ilegal de vegetación.

Esto confirma que, como lo expusieron en su momento CEMDA y Greenpeace, la empresa responsable no contaba con las autorizaciones en materia de impacto ambiental, ni de cambio de uso de suelo en terrenos forestales para haber removido la vegetación.

De acuerdo con el Programa de Ordenamiento Ecológico del Estado de Tabasco, 2017, la zona desmontada corresponde a un “Área Prioritaria de Conservación”, por lo que era obligación de la autoridad investigar y determinar responsabilidades de acuerdo con la gravedad de los hechos que encontrase.

En un comunicado, la agencia señaló que se impusieron medidas compensatorias y multas en materia forestal y de impacto ambiental a la empresa que realizó el desmonte del predio.

Señala que en adición a las multas impuestas, por lo que corresponde a la compensación por las violaciones en materia forestal, se impuso la obligación de establecer un programa de reforestación del mangle en 82. 8 hectáreas, fijándose montos de inversión mínimos para el cumplimiento de dichas medidas.

En lo que corresponde a la compensación por violación en materia de impacto ambiental, se le impuso la obligación de establecer un programa de preservación de flora y fauna silvestre, también con base al monto mínimo de inversión.

El documento señala que el área había sido previamente intervenida por cultivo de coco y mango, además de contar con la presión antropogénica por zona urbana y actividad industrial.

Cabe señalar que aunque la ASEA no mencionó el nombre de la empresa multada, en septiembre del 2018, cuando iniciaron los trabajos de desmonte, se dio a conocer en medios locales y nacionales que Pemex había contratado a la compañía SCCA, quien con siete retroexcavadoras devastó manglares, cocoteros y arboles frutales para limpiar el predio propiedad de la propia Empresa Productiva del Estado, en la zona federal localizada a un costado de la terminal marítima de Dos Bocas.

Además, trascendió que la compañía CICSA, perteneciente al Grupo Carso, empezó con los estudios topográficos y análisis del suelo del predio para conocer la factibilidad del proyecto de refinería.

Todo lo anterior, a pesar de que de acuerdo con información solicitada vía Transparencia por Grupo Cantón el proyecto no cuenta con los permisos para su construcción que debe emitir la Secretaría de Energía, de acuerdo con el Artículo 48 de la Ley de Hidrocarburos, y tampoco permiso de la autoridad ambiental federal.

Además, presumiblemente los contratos para SSCA y CICSA fueron adjudicados directamente, no por licitación pública ni por invitación restringida.

El proyecto, desde sus inicios, mantiene una serie de contradicciones, pues mientras la Secretaría de Energía ha señalado que tiene todos los permisos, documentos de Pemex y de la ASEA demuestran lo contrario.

Es decir, el proyecto y los permisos sólo se mantienen de palabras, pero no hay documento que lo confirme, lo que indica que hasta el momento es una obra ‘fantasma’, pues en sus respuestas vpia Transparencia Pemex no reconoce relación alguna con trabajador o contratista de la persona que solicitó ante el Ayuntamiento de Paraíso el permiso para limpiar el terreno.

Señala que, en atención a la solicitud de acceso a la información No. 1857200284118 donde solicitan: “Copia en versión electrónica del listado de contratos firmados con el ingeniero Alejandro Emmanuel Peña Castillo”, quien se presume es de la empresa SSCA, respondió que no se ha celebrado contrato alguno con ese sujeto, además que descarta algún vínculo laboral.

Además, Pemex indica en respuesta a la solicitud de información No. 1857200265818, donde solicitan copia del contrato firmado con la empresa que se encargó de la limpieza y despalme del predio, que de acuerdo a los archivos y registros que obran en la Coordinación de Procura y Abastecimiento para Servicios de Soporte (CPASS), Petróleos Mexicanos no se han celebrado contratos para la limpieza y despalme del predio mencionado.

Asimismo, la ASEA respondió en los primeros días de enero que no se ha ingresado algún trámite para una refinería en Tabasco.

Respecto a la solicitud de una copia en versión electrónica de los permisos y autorizaciones otorgados para la construcción de una refinería, declaró como inexistente la información.

Con oficio ASEA/UGI/ DGGPI/2251/2018, respondió que después de una búsqueda exhaustiva, tanto en los archivos físicos, expedientes, archivos electrónicos y base de datos que obran en la Dirección General de Gestión de Procesos Industriales, no se encontró información relacionada con la petición requerida.