Son justos finalistas

22

Foxborough, Massachusetts.– Hoy, haciendo el conteo regresivo para alinearse al llamado Súper Domingo, faltarán 10 días para que se dé el kick off en la casa de los Atlanta Falcons, el Mercedes Benz Stadium.

Y, mientras eso sucede, en sus respectivas sedes, New England Patriots y Los Angeles Rams, se preparan para llegar al Super Bowl LIII, aún, al menos los últimos, arrastrando la polémica por aquella jugada de interferencia ante los New Orleans Saints, que los oficiales no marcaron, y que pudo incidir de manera directa en el resultado de la Final de la Conferencia Nacional (NFC).

Pero Bill Belichick, el entrenador en jefe de los Campeones de la Conferencia Americana (AFC), dejando de lado las voces que apuntan a injusticias, se desvive en halagos para la escuadra angelina, pues tiene bien estudiadas y enlistadas las cualidades del rival en turno, como las tuvo de los Kansas City Chiefs, y de Los Angeles Chargers.

“Viendo a los Rams, éste es un muy buen equipo de futbol. Estoy impresionado con tantas cosas que hacen. Hacen ver lo complicado como algo fácil, y está claro que por eso están aquí, y están muy bien entrenados”.

Pero las flores del odiado Bill, para con los representantes de la NFC, no sólo se limitaron a frases generales, pues intentó puntualizar sus dichos, y además le dio un valor agregado al pateador de los Carneros.

“Ofensivamente son creativos, pero además, los fundamentos los ejecutan extremadamente bien. Fueron uno de los equipos con menores castigos en ataque. No cometen muchos errores, y realmente hacen un gran trabajo atacando las defensas.

“Tienen a un pateador explosivo (Greg Zuerlein), lo vimos en el Juego de Campeonato hacerlo bastante bien, y (Johnny) Hekker es un jugador tremendo, un gran atleta (pateador de despeje), pero mi equipo no estará desprevenido, porque será un factor importante”.

Belichick profundizó en el tema de los equipos especiales: “Bloquean patadas, devuelven patadas. Tienen un equipo de cobertura rápido. Pueden cambiar la posición de campo. Ofensivamente hay muchas situaciones de respaldo basadas en su juego de despeje”.