Sueña con hacer historia

70

Ciudad de México.– Los primeros pasos de Patrick Loliger en este mundo los dio en Suiza, lugar donde se enamoró de un balón de futbol, pues revela en entrevista con Grupo Cantón, que tanto su tío como su abuelo, formaron parte del FC Basel de aquel país.

“Mi tío sí jugó más tiempo, mi abuelo realmente sólo debutó y ya no volvió a jugar”, asevera Pato, quien hasta los seis años también participó en las fuerzas inferiores de este club suizo.

“La verdad no era tan bueno, era de esos que les encanta jugar y son apasionados, pero que la verdad no es lo suyo. Ya más grande como de unos 13 o 14 años jugué en México en el Club España”, confiesa.

Es por aquellos años que Loliger Salas cambió el balón por el Remo, disciplina que ha practicado por los más recientes 20 años.

“Yo era muy chaparrito y muy flaquito para mi edad, y yo quería ponerme más alto y fuerte, cuando vi a los de Remo que eran altos y fuertes, empecé a entrenar, y desde ahí empecé sin parar, sólo por alguna lesión y hasta ahora en Exatlón, que es la vez que más tiempo he dejado de practicar el Remo”.

Luego de dos participaciones en Juegos Olímpicos (Beijing 2008 y Londres 2012), múltiples medallas en Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como en Juegos Panamericanos y en regatas alrededor del mundo, Patrick Alexander Ernst Loliger Salas, ya tiene en la mira su siguiente objetivo deportivo.

“Desde hace dos años he practicado otra rama del Remo que es profesional y no es 0límpica, y el Mundial de esta categoría es en Hong Kong a finales de este año.

“Éste va a ser mi último año en Remo y después me quiero enfocar al Esquí Nórdico, quiero clasificar a los Juegos Olímpicos, pero de invierno y quiero ser el primer mexicano en haber competido en Juegos Olímpicos de Invierno y verano”, revela el atleta de 33 años.

DE LA MANO

El olímpico nacional explica las ventajas de ser remero para hacer su conversión al Esquí Nórdico, ambas disciplinas, altamente exigentes en la condición física.

“Es un deporte que, en general en Europa, todos los remeros lo hacen en invierno cuando se congelan los lagos. Ya desde este año lo voy a entrenar a la par de Remo”, comenta, al tiempo de señalar lo que requiere para participar en la próxima justa invernal de Pekín 2022.

“Apoyo económico para poderme pagar las competencias. Para clasificar a los Juegos Olímpicos de Inverno en este deporte, tienes que ir a muchas competencias e ir juntando puntos para poder estar dentro del ranking mundial que te piden para poder competir.

“Digamos que de aquí a 2021 es prácticamente entrenamientos y campamentos fuera de México, porque necesito entrenar en la nieve también, algunas de las competencias que son clasificatorias son en esquís con ruedas que se compiten en piso y aquí en México puedo entrenar con esos patines, pero también tengo que adaptarme a la nieve, porque es diferente, entonces el apoyo que requiero es económico, en vuelos de avión u hospedajes”, comenta el expulsado del Exatlón, asegurando lo gratificante de esta experiencia.

“Te fortalece la parte mental, en Exatlón cada punto que perdías de verdad te hace sentir mal y no tienes el factor externo que te ayude cómo quitarte esa depresión, tristeza o enojo, por lo que tienes que aprender a lidiar contigo mismo, con tus demonios, y yo creo que esa es la parte más importante”.