ARISTEMO nos es la primera historia de amor gay en la televisión mexicana

546

Escribe: Mario Berha

En redes sociales existe una euforia sobre la historia de “ARISTEMO” en la telenovela del productor Juan Osorio “Mi marido tiene más familia”. Esta historia está interpretada por unos jóvenes adolescentes Temo (Joaquín Bondoni) y Aristóteles (Emilio Osorio).

A mi percepción y lo que causa tal euforia es que es una historia de adolescentes, eso si es nuevo para la televisión mexicana porque las relaciones amorosas de personas del mismo sexo que mostraban en pantalla era de mayores a los 20 años.

Además que ahora las redes sociales les da una proyección mayor a estas historias y casi todos los días se encuentra en tendencia en redes sociales ARISTEMO.

Estas son algunas de las historias de relaciones gay que han aparecido en la televisión mexicana.

1.- Los Exitosos Pérez (2009)

Esta telenovela tuvo mucha controversia porque en la edición le borraban los besos gays entre Jaime Camil y José Ron.

2.- Corazón que Miente (2016)

En esta historia Ricardo Margaleff y Emmanuel Palomares eras los que llevaban la historia gay.

3.- Que pobres tan ricos. (2014)

Esta historia de amor fue interpretada por José Eduardo Derbez (‘Diego Armando’) y Diego de Erice (‘Leonardo’). Al igual que las historias arriba mencionadas la televisora de San Ángel vetó los besos entre los personajes del mismo sexo.

4.- Un papá a toda madre (2018)

A diferencia de las demás telenovelas esta fue la primera en la que se veían besos más explícitos y nos solo en la mejilla, hasta el 2018 pudimos ver un beso de amor entre los personajes Andrés Zuno (Rafael Restrepo) Raúl Coronado (Rodrigo).

Más opciones por internet

5.- Con Lugar (2017)

Esta serie es exclusiva de YoutTube toca temática LGBTTTIQ+ y los sentimientos aquí, no tiene censura.

Más opciones por Netflix

6.- ÉLITE (2018)

Ander (Arón Piper) y Omar (Omar Ayuso) son una pareja sin igual en esta serie.

 

Comenzamos a ver más historias de personas del gay en la televisión, ahora lo que falta es ver más historias en la televisión de mujeres amando mujeres.

¡Nos vemos la próxima!