Apoyo de los trabajadores

117
Juan Ayala Rivero

EN MOMENTOS DE EMERGENCIA, SIEMPRE HEMOS RESPONDIDO. PERSONAL MÉDICO de enfermería, paramédico y auxiliar del Gobierno de la Ciudad de México, brindaron todo su apoyo y solidaridad a los heridos por la explosión registrada en el poblado de Tlahuelilpan, Hidalgo, acudiendo al llamado de las máximas autoridades y de la dirigencia sindical.

Solidarios como siempre han sido, los 3 mil médicos y casi ocho mil enfermeras de la sección 12 y personal paramédico –camilleros, radiólogos y administrativo– de la sección 13, del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), dejaron atrás descansos, vacaciones y permisos para reportarse en toda la red hospitalaria, principalmente en el nosocomio de Tacubaya, donde se requería mayor atención pues ahí fueron hospitalizados los heridos por la explosión del ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo. Los agremiados al Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), tienen las instrucciones de brindar todo su apoyo a las autoridades y heridos que requieren atención, pues en momentos de emergencia los servidores públicos de la capital han sabido mostrar su solidaridad. Así ha sido, es y será.

Los trabajadores al servicio de la Ciudad así respondieron hace 16 meses, brindando toda sus solidaridad a los capitalinos que así lo requerían después del sismo registrado el 19 de septiembre de 2017.

Hoy no podía ser de otra forma la respuesta de los médicos, enfermeras, radiólogos, camilleros y todo el personal de apoyo que trabajan en la red hospitalaria de la CDMX, para brindar ayuda a sus hermanos cuando más la necesitan.

Por eso, todo el personal médico, de enfermeras, radiólogos, camilleros y administrativos se encuentran en su área de trabajo haciendo lo que saben hacer: brindar atención a todos los heridos por la explosión y estar atentos a desplazarse de ser necesario para ampliar la ayuda en tiempos de emergencia.

La unidad, el trabajo coordinado y solidario hacen posible que trabajadores y autoridades laboren coordinadamente para beneficio de quienes demandan ayuda en momentos realmente apremiantes.