Tráfico de influencias en Iztacalco

925

Ian Soriano

Tronando los dedos y afirmando que son familiares del alcalde, Armando Quintero Martínez, llegaron nuevos jefes a la alcaldía de Iztacalco a sacar de la casa de Cultura Benito Juárez a nueve trabajadores de base, así lo testificó el profesor Santos Rivera López, a quien la actual administración le quitó su fuente de empleo.

Los empleados revelaron a este diario que desde octubre han estado peleando para que no los removieran de su zona de labores. Además, denunciaron que el jueves pasado abruptamente metieron a gente de Fomento Económico, “cambiaron las chapas de las puertas de nuestra área y nos dejaron como ratas en una esquina”.

Los inconformes señalaron a Vanessa Gómora, directora de Fomento Económico, como la mujer que con groserías y nepotismo llegó a amenazarlos: “hijos de su pinche madre, ya llegué y soy familiar del alcalde, me vale madres que se hagan aquí viejos; ahora voy a retomar las instalaciones porque soy familiar del alcalde… háganle como quieran”.

Asimismo, reclamaron el tráfico de influencias que se vive al interior de la alcaldía, ya que la nueva jefa (JUD de Cultura), Iliana Ramírez, presume venir de parte del diputado federal, Mario Delgado.

Se quejaron de que la burócrata quiere meter a su personal porque dice que “mi gallo pesa más que tu pinche delegado (alcalde)”.

“Por allá nuestra nueva jefa nos truena los dedos para que nos vayamos, y por acá ésta que viene a invadir el área nos trata de la vil fregada”, sostuvo uno de los empleados sindicalizados.

La justificación para que hayan sido removidos de su área, dijeron, es falsa porque en un documento “mentiroso” afirman que el edificio estaba dañado por un incendio.

8 veces les han cancelado la audiencia pública con el alcalde.

FRASE

“Quintero toda su campaña dijo que no iba a tocar nunca a la clase trabajadora y cuando entra nos quiere correr”.

Trabajador inconforme