Los ceses, injustificados

Los ceses, injustificados

277
0
Compartir
CIUDAD DE MÉXICO, 05SEPTIEMBRE2016.- Juan Ayala, líder del Sindicato de Trabajadores del Distrito Federal, en el evento "Más Hospitales y Servicios ISSSTE-CDMX", en la explanada del Monumento a la Revolución. FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM
Juan Ayala Rivero

EL PASADO MIÉRCOLES 9 DE ENERO, MÁS DE CINCO MIL TRABAJADORES VOLUNTARIOS Y DE NÓMINA 8 se manifestaron afuera de Palacio Nacional, para hacer del conocimiento del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador que de la noche a la mañana perdieron su empleo bajo la acusación, sin sustento, de que son operadores políticos y aviadores.

Nosotros desde la dirigencia sindical, estamos obligados velar por los intereses de los trabajadores y más si los ceses, fueron injustificados.

Los trabajadores al servicio de la Ciudad de México, le apuestan al buen entendimiento con los 16 alcaldes y las autoridades de la capital.

Por eso resultó extraño que miles de trabajadores voluntarios y de nómina 8 de diversas alcaldías, pero principalmente de Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón, hayan sido cesados sin mediar palabra, concesión o diálogo.

Aceptamos las medidas de austeridad de los gobiernos, federal, estatal y de las alcaldías, sin embargo, pedimos que esa austeridad no descanse en los hombros de los trabajadores, dejándolos sin sustento y de paso a cuando menos cuatro integrantes más de familia.

Desde el Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), brindaremos la asesoría laboral necesaria a todos los agremiados que les quiten sus empleos, pues atentan contra su integridad y la de su familia, dejándolos en el desamparo de un día para otro.

Por otra parte, queremos anunciar que la dirigencia sindical está abierta al diálogo con las autoridades de todos los niveles. Lo que nos preocupa y ocupa es que cesen los despidos injustificados y los que fueron despedidos sean recontratados, porque de esa forma se cumplirá con los compromisos de campaña de los gobernantes y de paso evitar que los programas de austeridad descansen en los hombros de quienes menos tienen.

Los trabajadores al servicio de la gran urbe están conscientes de que tienen un compromiso con 9 millones de habitantes, más 5 que diariamente transitan.

La recolección de basura, distribución de agua potable, reparación de luminarias y otras tareas propias de la ciudad se realizan con el propósito de brindar confort y bienestar a los capitalinos.