Urgidos de gloria

24

Ciudad de México.– De 1995 a 2019 son 24 años, los mismos que acumulan los Dallas Cowboys sin meterse a la antesala del Super Bowl, en palabras más claras, a la Final de la Conferencia Nacional (NFC).

Del otro lado, Los Angeles Rams, una franquicia hecha para llegar al siguiente Súper Domingo, aunque parece que se cayó en el cierre de la temporada, llega a su duelo Divisional con la presión de hacer valer esa calidad de favorito que al menos los expertos le ponen.

Los de la Estrella Solitaria, populares de este lado en la nación azteca, aunque podrían justificarse con aquello de que son el equipo más joven aún en competencia en la NFL, manejan una aspiración en lo alto, porque hace dos años igual pudieron estar cerca de acercarse a la máxima gloria.

De hecho, los Vaqueros, junto a los Miami Dolphins, tienen el segundo mayor número de apariciones en Playoffs sin alcanzar la antesala del Super Tazón con nueve, y esa es otra asignatura que bucarán hacer más amable.

“Ya son muchos años, así que ya es tiempo de llegar ahí”, señaló durante la semana el linebacker Jaylon Smith. “Sabemos que este fin de semana tendremos un muy buen rival, pero nosotros por algo estamos aquí”, agregó el defensivo.

Dallas (10-6) disputará este sábado por la noche el Juego Divisional ante Carneros (13-3), que perdieron el invicto hasta la Semana 9, terminaron con la segunda mejor marca de la Liga, y ganaron el descanso en la primera ronda de la Postemporada.

La escuadra angelina, que tiene una ofensiva explosiva y una defensiva llena de nombres estelares, sin preocuparse tanto por el tiempo, al menos quiere cumplir su papel de favorito.

SÓLO UN MILAGRO

El actual Campeón de la NFL, Filadelfia Eagles, que ha rubricado un final de ensueño para colarse hasta la Fase previa al título de Conferencia, con triunfo dramático incluido ante los Chicago Bears, hoy luce lejos del milagro.

Aunque se aclaró que fue por un desvío la falla del gol de campo del pateador de los Osos en la agonía, lo cierto es que para las Águilas enfrentar al mejor equipo de todo el circuito, los New Orleans Saints, resulta complicado, y con pocas opciones de poder acercarse a otra hazaña.

Santos, que gracias a su duelo directo quedó por encima de Carneros, se ve sólido para mantenerse con vida, pero todo podría depender de otra tarde inspiradísima de Nick Foles, el último gran héroe de Filadelfia.