Cuentas pendientes

20

Ciudad de México.– En 2007 y 2008, Patriots y Chargers se vieron las caras en los Playoffs; la primera ocasión fue, como será en esta temporada, en el Juego Divisional, y un año después, con el título de la Conferencia Americana en disputa.

En las dos ocasiones los de New England se llevaron el triunfo, dejando al conjunto entonces todavía de San Diego en el camino.

Poco más de 10 años después, Patriotas y Cargadores se vuelven a enfrentar en Postemporada, y como en los dos antecedentes, Philip Rivers tendrá como misión vencer por primera ocasión en su carrera a Tom Brady (0-7).

Ahora dirigidos por Anthony Lynn, los Bolts marchan invictos esta temporada en calidad de visitante, pero los de Massachusetts tienen marca de siete ganados sin derrota en el Gillette Stadium en enero, cuando descansan la primera Semana de Playoffs.

Con una defensiva más completa, con jugadores que saben cómo presionar al quarterback rival como Joey Bosa y Melvin Ingram, ante un Brady que sucumbe ante el acoso; así como con un Rivers que ahora puede presumir un cuerpo de receptores y corredores más completos encabezados por Melvin Gordon, Keenan Allen, Mike Williams y Travis Benjamin, ésta podría ser la oportunidad más clara para los Chargers, de terminar con la hegemonía Patriota.

CON LA MAGIA DE MAHOMES

En el duelo por el Comodín de hace cinco años, los Kansas City Chiefs dejaron ir una ventaja de 28 puntos tras el mediotiempo ante los Indianapolis Colts para caer 44-45.

Ahora, cuentan en los controles con el chico maravilla, Patrick Mahomes, quien será el encargado de terminar con la sequía de triunfos de los Jefes en Postemporada de seis encuentros, desde que, comandados por Joe Montana, vencieron 24-27 a los Pittsburgh Steelers en el Juego Divisional de la AFC en 1993.

Con una temporada de 50 pases de anotación y cinco mil yardas totales, Mahomes debuta en Playoffs con una inercia de 10 triunfos en los últimos 11 duelos y se convierte en la esperanza de los de Kansas City.

Sin embargo, se medirá a una defensiva de los Colts, que sólo permite 16.4 puntos por partido desde la Semana 7 de la campaña regular.

Además, Andrew Luck también viene con una inercia positiva, y la semana pasada lanzó 222 yardas ante una defensiva sólida como la de los Houston Texans; mientras que su corredor Marlon Mack consiguió 148 por tierra, por lo que el duelo pinta para ser espectacular.