Año nuevo ¿y el sexo, pa’cuándo?

6217
No vayan directo; el previo es lo mejor. Foto: Especial
Raquel Bigorra

Empezamos el año haciendo lista de propósitos. Lo mismo con lo mismo: bajar de peso, hacer ejercicio, ahorrar…. ¿Y el sexo, pa’ cuándo?

Si ya está entrada en edad, digamos más de cuarenta, aquí le van las recomendaciones de la Universidad de Harvard para mejorar el sexo entre adultos, tirando para mayores.

Mujeres, con la menopausia dejamos de lubricar. Así que para que la resequedad vaginal no nos afecte, hay que echar mano de los famosos gelecitos lubricantes que ahora son una monada.

Los podemos encontrar en chulísimas presentaciones con variedad de olores y sabores. Serán nuestro gran aliado.

Caricias y besos. No vayan directo a lo que vamos. Los expertos recomiendan dedicarle más tiempo al momento previo. Esa aproximación y cercanía con la pareja ayuda mucho. Sobre todo a contrarrestar el tiempo que después nos tomamos para llegar al orgasmo.

Señoras y señores, no hay que espantarse. El sexo con los años es como subir una escalera empinada o caminar hacia arriba en una pendiente. Va uno más lento. No traemos la vitalidad de los 20, así que téngase y téngale paciencia a su pareja.

Lo bueno es que con la edad uno se vuelve más desinhibido y está dispuesto a probar nuevas posiciones en la intimidad, entre otras cositas.

El método de Kegel, también recomiendan los expertos de Harvard, que echemos mano. Los ejercicios de Kegel sirven para fortalecer los músculos pélvicos. ¡Hay que chistoso se siente! Ahora mismo mientras escribo, lo pongo en práctica.

¿En qué consisten? Aprieta el músculo que contraemos cuando tratamos de detener la orina. Mantenlo apretado dos o tres segundos y luego relájalo. Repítelo diez veces durante varias series al día. Cinco es lo ideal.

No pierdes nada en probar. ¿Cierto? Hazlo y mejorarás las condiciones físicas para la vida sexual.

Año nuevo, sexo nuevo, que no importe la edad. Y vivieron felices para siempre, gracias a El manual de la buena esposa.

Que no se pierda la pasión con la edad