Año de la consolidación

16

Tras el año de inactividad de la hoy leyenda, Moisés González García, se abrió la puerta para que muchos jóvenes jinetes descollaran en la raza Cuarto de Milla y la oportunidad fue aprovechada por el mexiquense José Ángel Ambrosio, que se alzó como el jinete más ganador en 2018. Ambrosio escribió grandes páginas con Toreto, La Loba, Alí Baba, Power Latina, Reina de Reinas, Danny Cool y cerró el año en un duelazo por la supremacía con José Manuel Cisneros, a quien pudo ganarle las vencidas, finalizando con 59 primeros, 55 segundos, 55 terceros y 37 cuartos lugares.

Ambrosio concluyó 2018 prevaleciendo con Danny Cool en el último Futurity de año, y a pesar de que tiene todo para mejorar su desempeño en 2019, el dotado jockey ha expresado que le gustaría regresar a Estados Unidos, donde ya tripuló por tres meses, para intentar satisfacer el anhelo de ganar el All-American Futurity, la carrera para dosañeros más prestigiosa de Estados Unidos. Solo una oportunidad de ese calibre lo haría abandonar la pista sotelina, donde los propietarios lo buscarán cada vez más. Ambrosio tiene una de las personalidades más discretas de la escena hípica, pues ha conducido su carrera sin estridencias y desde los 15 años ha ido paso a paso forjándose una reputación que en 2019 promete darle más oportunidades cada domingo.

Sin embargo, aunque ya es una súperestrella en las Américas, Ambrosio continúa con ese enfoque y esa filosofía de trabajo duro, y como ha declarado, “mantener los pies sobre la tierra”, que ha caracterizado a los grandes aurigas de la historia. Ambrosio está ya tras el paso de las leyendas y a partir del 2 de febrero, cuando comience la campaña 2019, buscará seguir labrando su propia efigie en la historia hípica.