Electrocutados

Electrocutados

114
0
Compartir

Baltimore, Maryland.– Los Ángeles Chargers se instalaron en la Ronda Divisional de la Conferencia Americana tras superar como visitante 23-17 a los Baltimore Ravens, que sufrieron ante una defensiva que impuso condiciones durante gran parte del encuentro.

La presión que ejercían los Bolts sobre el quarterback novato, Lamar Jackson comenzó a rendir frutos desde el primer cuarto, cuando el pasador de los Ravens soltó el balón que recuperó Adrian Phillips dentro de terreno emplumado.

Cinco jugadas después, los Chargers le pusieron número a la casa con el primero de los cinco goles de campo que conectó Michale Badgley en el encuentro, el máximo número para la franquicia en Playoffs, dejando atrás los cuatro conectados por Nate Kaeding en el Juego de Campeonato de la AFC ante New England en 2007; y pudieron ser seis, pero le bloquearon uno de 41 yardas en el tercer cuarto.

Y fue precisamente hasta la segunda mitad que los Cuervos respondieron en el marcador, gracias, primero a su defensiva, que provoco un balón suelto de Virgil Green, mismo que recuperó, C.J. Mosley, para que desde la yarda 15 del rival, Justin Tucker inaugurara el casillero de los de casa con un gol de campo.

Al inicio del último periodo, la polémica se hizo presente cuando Melvin Gordon soltó el ovoide a unos milímetros de las diagonales, la de cuero fue recuperada por Marlon Humphrey y devuelta al otro lado para anotación, pero los oficiales determinaron que Gordon ya había hecho down, por lo que el conjunto angelino tuvo la oportunidad de poner siete puntos más a su favor, gracias a otro acarreo de su corredor de poder.

Con una desventaja de 17 puntos, Lamar Jackson guió a Baltimore a conseguir dos anotaciones más para ponerle drama al cierre, pero de nueva cuenta, faltando 28 segundos para terminar el partido, la defensiva de los Cargadores apareció para provocar otro fumble del pasador novato y terminar así el juego.