Claudia, a restaurar

44
Galileo Galilei

DESPUÉS DE CINCO LARGOS MESES DE ESPERA, AYER LA DOCTORA CLAUDIA SHEINBAUM, rindió protesta como jefa de Gobierno de la Ciudad México, anunciando que en su gestión no habrá represiones, por lo que desaparece el cuerpo de granaderos.

A su asunción acudió como invitado de honor el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien se congratuló porque su mejor y leal amiga fue ungida como la primera mujer electa por el voto popular como la jefa de Gobierno de nuestra gran urbe.

Ante el pleno del Congreso de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum fue enfática, al señalar que después de que la administración saliente perdió el rumbo al alejarse de la ciudadanía y dedicarse al espionaje político, su gobierno se dedicará a restaurar la ciudad.

De inmediato puso fin a los grandes privilegios, al anunciar que nadie contará con seguros de gastos mayores y servicios médicos y muchos menos de guaruras.

Los únicos que contarán con guardias de seguridad serán la procuradora capitalina, Ernestina Godoy Ramos y el maestro Jesús Orta Martínez, secretario de Seguridad Pública, por la función que desempeñarán.

Los autos blindados que utilizaron los últimos dos jefes de Gobierno serán enviados a la Secretaría de Seguridad Pública.

Pero la jefa de Gobierno va más lejos, al anunciar que será una gestión totalmente austera, ya que eliminará 1,712 plazas de la alta burocracia, así como el 32 por ciento del presupuesto para plazas de honorarios.

Con estas medidas, la gobernante capitalina pretende ahorrar 1800 millones de pesos, más otros por concepto de amarrar las manos a los funcionarios para que no caigan en actos de corrupción obtendrá 25 mil millones de pesos de ahorros totales.

Lo bueno para los trabajadores al servicio de la ciudad, será que parte de esos recursos económicos (mil 800) millones de pesos, serán utilizados para aumentar salarios a los de base y de nómina ocho por arriba de la inflación estimada.