“Nunca soñé con la boda”: María León

473
Shanik Berman

María León, ya eres una mujer libre porque tu novio durante 5 años, Gabriel Navarro, terminó contigo, ¿te gustaría que otro hombre te diera el anillo de compromiso?

No porque nunca he sido de títulos, por el contrario, lo que más amo es la libertad; no soy fan de los compromisos, nunca he soñado ni con la boda ni con el vestido blanco, y el velo no está en mi cabeza; la verdad no me quiero casar, mejor con lo que me gastaría en esa fiesta, lo ahorro y me lo gasto en viajes. Viajar me fascina, lo que sí me gustaría es tener hijos.

¿Viajaste con tu ex novio?

Sí, mucho, él es muy culto, ha leído mucho, era muy interesante viajar con él, pero ya no sucederá.

¿Tus papás querían a tu novio?

Mucho, porque era muy cariñoso con ellos; pero sobre todo porque respetaba demasiado mi trabajo y eso es muy importante para ellos. Pero ahora que terminó conmigo y se fue de mi vida, pues ellos sufrieron porque no les gustó verme llorar varios meses.

¿Lo celabas mucho?, tal vez por eso terminaron…

No soy nada celosa y él era aún menos celoso que yo; nos dábamos nuestro espacio; siempre me halagaba, decía que yo le gustaba mucho, nos decíamos que nos amábamos y de pronto me dijo que todo se terminaba.

¿Le pediste que te querías casar?

A lo mejor eso lo asustó… Los dos hablamos mucho de eso, que para los dos nuestra carrera ocupa el primer lugar y seguro su carrera la hará en el extranjero, porque como cantante de ópera aquí no hay futuro; y yo lo iba a apoyar porque él me entendió durante 5 años que duramos, en los cuales yo era la que viajaba siempre, pero no futureábamos nunca, los dos éramos amantes del té; me encantaba cómo me miraba. Nadie en mi vida me había visto con la fijeza con la que él me miraba, por eso mi corazón sufrió tanto cuando terminó conmigo.

¿Es cierto que no tienes televisión y nunca te ves?

Es cierto, no tengo televisión, porque siento que me quita tiempo, en el que prefiero leer o escribir canciones.

¿Es cierto que lo conociste en una cita a ciegas?

Sí, nos presentó su mejor amigo, que también es mi amigo; pero no soy fan de las citas a ciegas y me costó mucho trabajo darme la oportunidad de darme a conocer con él, pero luego me enamoré mucho de él, era un excelente cocinero: me horneaba distintos tipos de pan y me halagaba mucho con flores y los dos nos cuidábamos mucho la dieta, pues él fue modelo en Milán y ahí se enamoró y comenzó a dedicarse a la ópera; hacíamos yoga juntos y de pronto se le terminó el amor y eso me dolió tanto que escribí la canción Se te salió mi nombre; fue catártica para mi gran dolor-, concluyó María León.