Nunca estaremos de rodillas ante el nuevo gobierno: PRI

Nunca estaremos de rodillas ante el nuevo gobierno: PRI

746
0
Compartir

El diputado, René Juárez Cisneros, señaló que el PRI nunca se pondrá de ‘rodillas’, ni actuará ‘indignamente’ ante el poder, y levantará la voz cuantas veces sea necesario con energía y determinación de la fuerza de la razón o la fuerza de los argumentos.

Al fijar la postura de la fracción, el legislador del partido que a partir del 1° de enero dejó la Presidencia de la República, señaló es tiempo de decidir entre la inclusión, no la descalificación, entre la democracia y la dictadura, entre el respeto a la ley o la violación del Estado de Derecho, entre el fortalecimiento de las instituciones o el resquebrajamiento del Estado, entre nuevas generaciones o trabajar para las próximas elecciones, ‘es tiempo de dejar de pensar en la reelección y pensar en la nación’.

“A partir de hoy el nuevo Gobierno ya no tendrá excusas, es de quien deriva la responsabilidad y las culpas. El pasado 1° de julio quedó demostrado que México cuenta con instituciones sólidas que garantizan nuestra vida democrática”, refirió.

El priista reconoció la decisión de Andrés Manuel López Obrador de mantener a las Fuerzas Armadas resguardando la seguridad en las calles, y señaló que el nuevo Gobierno no debe menospreciar la Policía Federal, por lo que hizo un llamado para reinstalar sus funciones.

“La visión de gobierno se acota irremediablemente con la realidad. Que bueno que el Presidente decidió no regresar a sus cuarteles a nuestras Fuerzas Armadas, orgullo de las y los mexicanos, sin ellas no se entendería la gobernabilidad, la seguridad, la estabilidad y la paz”.

Juárez Cisneros no dejó pasar la oportunidad para calificar como un grave error la cancelación del Nuevo Aeropuerto en Texcoco, al tiempo que recriminó la utilización de las consultas populares para temas tan específicos.

“Esperamos que la conducción del nuevo Gobierno se haga responsable y democráticamente, impulsando la inclusión y desterrando actitudes totalitarias, se gobierna para todos o no se gobierna en la construcción de un México mejor”.

Dijo que el PRI ha aprendido de sus errores y aciertos, por lo que hoy la nueva realidad política ‘nos obliga a volver al origen la defensa de las causas populares, los verdaderos priistas estamos decididos a reencontrarnos y a reagruparnos para competir por la Presidencia de México’, subrayó.

Llamó a no caer en la tentación de retroceder e incurrir en el discurso demagógico, vano y frívolo de la complacencia y el populismo.

“Que no quede duda, México no es, ni puede ser un país de caudillos. El mandato popular fue para acrecentar y consolidar la vida democrática, no para retroceder”.

Juárez Cisneros concluyó diciendo que es impostergable construir una gran alianza que le sirva a México y que contenga cuando menos 7 puntos de convergencia claros e irrefutables:

1. No aceptemos retrocesos en el federalismo mexicano. No permitamos que se vulnere la soberanía de los estados y los municipios. ¡coordinación si, subordinación, ¡no!

2. No admitamos que se castigue a los estados y municipios en el presupuesto de 2019.

3. Defendamos que no se afecte presupuestalmente al campo y a los campesinos.

4. No permitamos el avasallamiento de un poder sobre los otros poderes y exijamos el cumplimiento puntual del estado de derecho.

5. Defendamos la independencia de los órganos autónomos para consolidar un estado moderno y transparente.

6. Evitemos que la política social se pervierta mediante la entrega de dinero de quienes fungirán como “Superdelegados”; que no son otra cosa que una incubadora de candidatos para las elecciones de 2021 y 2024.

7. Hagamos todo lo necesario para consolidar un sistema educativo de calidad que le sirva a las y los mexicanos.

Con información de Hugo Hernández