Frente al ídolo

28
Guadalajara, Jalisco, 14 de noviembre de 2018. , durante el partido de ida de los Cuartos de Final del torneo Apertura 2018 de la Liga de Ascenso Bancomer MX, entre Leones Negros y Bravos de Juárez, celebrado en el estadio Jalisco. Foto: Imago7/Carlos Zepeda

Ciudad de México.– Esta noche comienzan las Semifinales del Ascenso MX cuando FC Juárez se enfrente en el Banorte de Culiacán a Dorados.

Los fronterizos llegan después de superar con apremio a los Leones Negros de la U de G, y Gabriel Caballero, su entrenador, espera un duelo similar ante el Gran Pez.

“Los Cuartos de Final siempre son los más difíciles, porque el que entra por suerte o de última, no tiene nada que perder y todo que ganar, de todas maneras fuimos muy superiores en ambos partidos aunque fueron empates.

“Te encuentras con un equipo que se va a encerrar y buscar el resultado, y va a ser igual esta Semifinal, Dorados jugará al 0-0 hasta ver en qué momento hace un gol”, revela en entrevista para Grupo Cantón el mentor de Bravos, quien encuentra a un conjunto sinaloense muy distinto al que venció en la Jornada 3 de la temporada regular.

“Ese partido al de mañana no tendrá nada que ver, Dorados cierra de una buena manera, parecida a la nuestra, con la motivación de que a lo mejor no tenían presupuestado estar donde están. Dorados es un equipo importante, sabemos que este partido es clave, no definitorio, vamos a enfrentar a un equipo que se encuentra bien, y que con garra ha conseguido los resultados”.

LUSTRO

Caballero Schiker, además tendrá la oportunidad de tener enfrente a una figura del futbol mundial, del cual por cierto, es admirador, Diego Armando Maradona, estratega de los de Sinaloa.

“Sí bueno, una cosa es lo que es, lo que hizo, para mí siempre va a ser mi ídolo y que voy admirar por lo que hizo en una cancha de futbol, pero no cambia nada el que sea técnico de otro equipo.

Foto: Imago7/Roberto Armenta

“Me he enfrentado con mucha gente importante tanto de jugador, como de entrenador, lo importante son los 11 que inician de cada lado, que hagan el trabajo que uno planifica y que tenga buen fin, por lo demás sí será importante mediáticamente el que esté Maradona en el banco de Dorados, pero a mí no me va cambiar en nada”.

Y aunque el mejor conocido como El Eterno agradece que una figura de la talla del Pelusa dirija en la Liga de Plata en México, espera que esto no influya en el resultado final.

“El Ascenso es un torneo muy lindo, disputado, peleado, muy difícil, y la llegada de Maradona le da más difusión, cosa que hacía falta, porque hay buenos jugadores que quizá no se ven y el impacto de Maradona, tanto nacional como internacional, le da más reflectores, eso le hace bien a la Liga.

“Eso igual no tiene que modificar en las cuestiones arbitrales o en decisiones que favorezcan por lo mismo a un equipo, esperando que no pase nada raro, por lo demás ha sido muy benéfica la llegada de Maradona”.

BRAVOS, MEJOR OPCIÓN

Gabriel Caballero acepta en charla con Grupo Cantón que estuvo cerca de dirigir a Lobos BUAP en este semestre, e incluso él fue el que llevó a Leonardo Ramos, actual goleador de los poblanos, pues lo trajo a México cuando dirigía a Cafetaleros.

Puebla, Puebla, 3 de noviembre de 2018. Leonardo Ramos, durante el partido de la jornada 15 del torneo Apertura 2018 de la Liga Bancomer MX, entre los Lobos BUAP y los Xolos de Tijuana, celebrado en el estadio Universitario. Foto: Imago7/Imelda Medina

“Cuando terminé el torneo con Tapachula, con Lobos y con Juárez tuvimos muchas reuniones, armé de cierta manera a los dos equipos, aunque en Lobos, lo que yo les dije no lo hicieron, excepto lo de Leo Ramos, él era, tanto en Lobos como acá en Juárez, una de las prioridades, no pudo llegar acá por situaciones entre las directivas, yo sabía lo que podía dar y lo que puede hacer, era un jugador que yo había puesto en una supuesta lista”, asevera Caballero, quien revela por qué no se cerró su vínculo con los licántropos, al tiempo de considerar que lo mejor fue llegar a Bravos, su actual escuadra.

“La cuestión era que entre los nuevos directivos y los que estaban antes en Lobos tuvieron sus inconvenientes, no se pusieron de acuerdo e intervino gente que no tenía que haber intervenido para llevar por su lado las situaciones y se rompieron los tratos.

“Yo igual tenía un compromiso con Bravos, era la mejor opción por la inestabilidad que había en esa institución (Lobos BUAP), satisfecho de haber tomado esa decisión”.