Los K-simeritos en teatro

6350
Raquel Bigorra

Ya sé que El Buen Fin nos dejó pelas. Aprovechamos tantas ofertas, que ya no queremos volver a pasar la tarjeta nunca más en nuestras vidas. No sé ustedes, yo vivo con miedo, pues ya no sé ni qué fue lo que firmé a 12, 24 y 36 meses. Pero lo que sí tendré que priorizar es la diversión de mi hija. Los niños de la casa, siempre llevan ventaja sobre otras necesidades.

Por eso les quiero recomendar el Morroko Show. Fuimos este fin de semana y es una maravilla. Si tienen hijos, llévenlos al Centro Cultural 1, porque se presentarán el próximo fin de semana también.

El show de los K-simeritos es un éxito y me da un gusto enorme que lo que se convirtió en un fenómeno como concepto y tienda de juguetes, ahora lo tengamos en teatro.

La creadora es una mexicana. Amparín imaginó Destroller y un mundo nuevo para nuestros hijos. Sus tiendas están en Liverpool y El Palacio de Hierro, en varias boutiques y ya hasta “enfermeras” que atienden a los k-simeritos tienen en sus establecimientos y “corners”. Hace 15 años creó este concepto y yo que llevo tantos años comprándole desde K-simeritos y virgencitas de Guadalupe, muy originales, me volví loca cuando los vi en el teatro.

De la mano de mi Alex Gou, la producción es de primer nivel. Pantallas, bailarines, canciones, K-simeritos que corren por todo el escenario. Una directora del colegio a la que los alumnos le hacen mil travesuras y provocan las risas de los adultos y los gritos de emoción de los niños, es el resultado de una producción 100% mexicana.

Celebro que Gou, así como ha llevado al teatro la producción de Masha y el Oso, Peppa Pig, Paw Patrol y ha apoyado a youtubers como Los Polinesios , y andan por toda la República Mexicana y en América Latina triunfando con el show que les creó Alex Gou junto con su equipo de TyconGou, celebro que apoye a una creadora mexicana como lo es Amparín.

Rafaella invitó a una amiguita al teatro y estaban fascinadas. Después de la función corrieron a tomarse la foto del recuerdo con los famosos personajes de Destroller. Tanto le gustó que ahí vamos de nuevo este domingo, porque me dijo que son sus favoritos, y una como madre, ya sabe cómo quiere apapachar a los hijos.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Atrevámonos cómo Amparín a soñar en grande. Vaya desde aquí una felicitación enorme a todo el equipo de Alejandro Gou por apostarle a productos mexicanos que llenan de felicidad a nuestros hijos. Ahí nos vemos el domingo si lleva a sus hijos, y de paso también les recomiendo Emilia y su globo rojo, otra joya teatral que bien vale la pena que vean nuestros hijos. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.