El narco les dio millones de dólares

169

Jeffrey Lichtman, el abogado principal de Joaquín El Chapo Guzmán, afirmó que Enrique Peña Nieto, presidente de México, y su antecesor, el panista Felipe Calderón Hinojosa, recibieron millones de dólares en sobornos por parte del Cártel de Sinaloa, reportaron ayer medios internacionales.

Aún más, el abogado particular de El Chapo Guzmán dijo que quien hizo dichos pagos, fue Ismael El Mayo Zambada, prófugo de la justicia y coacusado en la misma causa que se está llevando en los tribunales de Estados Unidos, donde está detenido el capo sinaloense. Jeffrey Lichtman también acusó que El Mayo es el verdadero líder del Cártel de Sinaloa.

Esa fue la nota ayer en el arranque del que es considerado el mayor juicio por tráfico de drogas en la historia Estados Unidos, la que se le sigue a Joaquín Guzmán Loera en la Corte Federal de Distrito del Este de Nueva York.

Y es que el Departamento de Justicia norteamericano cataloga al dos veces evadido en cárceles mexicanas de alta seguridad, como el narcotraficante más famoso –y otrora buscado– del mundo, luego de estar involucrado durante casi tres décadas en el tráfico de drogas desde su natal Sinaloa.

El proceso inició con los argumentos de la Fiscalía, pues buscarán probar que el capo sinaloense introdujo y distribuyó toneladas de droga a Estados Unidos. El contraataque de la defensa no se hizo esperar y por eso el abogado Jeffrey Lichtman soltó la bomba.

Los litigantes de Guzmán Loera afirmaron que éste es un chivo expiatorio del gobierno mexicano, al tiempo de que acusó a la actual administración de Enrique Peña Nieto por recibir millones de dólares en sobornos del narcotráfico.

En defensa de su cliente, los abogados de Joaquín Guzmán transmitieron culpas al evadido Ismael El Mayo Zambada, a quien etiquetaron como el verdadero líder del Cártel de Sinaloa, y quien, recordaron, nunca ha estado en prisión, “y pese a su vida delictiva de 40 años, aún está en libertad”, pues pagó “al actual y al pasado presidente de México cientos de millones de dólares en sobornos”.

Antes, Adam Fels, el fiscal del caso, realizó un recuento al jurado de la “vida delictiva” de Joaquín Guzmán Loera, de quien aseguró comenzó vendiendo marihuana en la década de los 70, y se hizo de una reputación construyendo túneles en la frontera entre México y Estados Unidos.

Así fue el primer día del juicio en contra de El Chapo : con la presentación de su vida criminal, y la acusación de sus abogados sobre sobornos a los presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.