¡Premios de la radio!

564
Andrea Escalona

Apachurro, señora bonita. Qué chistosa es la vida, a veces puedes estar con la misma gente, en el mismo lugar y parece que no ha pasado el tiempo, ¡luego Facebook te recuerda que ya pasaron 6 años! Volando hacia Guadalajara, para los Premios de la radio, esta red social tuvo bien al recordarme mi primera vez en dicho evento. Yo acababa de llegar a Estrella TV, estaba fascinada con el mundo del regional mexicano, algo completamente nuevo para mí. Porque los chilangos no sabemos bien lo que son los mexicanos que viven en Los Ángeles, ¡hasta que lo vives!

Actualmente juego y platico con Pepe Garza, le digo: “¿Te acuerdas de esa fresita que cuando fue a cubrir el concierto Homenaje a Chalino Sánchez, te llegó vestida como Jessie, la vaquerita de Toy Story, y tú la mandaste a que se pusiera otra ropa; tacones, vestido apretado, tres pestañas postizas, bien buchona?”, y Pepe se ríe, él me enseñó lo que era Voz de Mando y Calibre 50, cuando yo solo conocía a Bronco, pero me estaba transformando pues en la oficina se escuchaban narcocorridos en la cabina de Don Cheto, donde temprano hacíamos radio, ahí empecé a entender a los mexicanos que vivían en Los Ángeles, al final del día, yo era uno de ellos, dejé mi país por falta de oportunidades, iba a perseguir un sueño, mi familia se regresó a México, pues no estaban a gusto. Me sentía sola pero acompañada, por toda la comunidad hispana.

Mis primeros Premios de la radio, en el Teatro Kodak, en donde se llevan a cabo los Oscar, siempre me había soñado en ese escenario, traía tremendo escote y mi bra push up, pues ¿quién necesita operarse las chichis, cuando conoce los secretos de Victoria? Estrella TV, era famoso por los gruperos, comediantes y las bubis, ¿de qué equipo creen que era yo? ¡De las chichistosísimas! Ahí conocí a Jenni Rivera y entendí la importancia de un Gerardo Ortiz.

6 años después piso la misma alfombra pero ahora en Guadalajara, La Chupitos me recibe con los brazos abiertos, como si el tiempo no hubiera pasado, luego checo mi vestido, ¡en esta ocasión no estoy tan despechugada! Niñas corean mi canción, Que te perdone, ni lo pienses, me encuentro a mi compadre Edwin Luna (qué onda con su mujer, qué cuerpazo y acaba de tener bebe). Mientras Pepe Garza, me habla de su nuevo libro donde le da tips a la gente que se quiere dedicar a la música.

Por cierto, el programador trae mitote, pues no incluyó nominación para cantante femenina, desde que murió Jenni Rivera, hay un hueco muy grande en la música. En la alfombra me preguntaron si el género regional mexicano es machista, ¡el mundo es machista! Aunque las mujeres, éste año hemos tenido importancia encabezando temas como #MeToo. Todo sigue siendo más fácil para los hombres, ojo, no es pleito, yo los amo, no soy una feminista, estoy a favor de que paguen la cuenta y todas esas cosas. Soy de las que cree que no somos iguales, pero sí deberíamos tener las mismas oportunidades. Sin duda con la ayuda de un Pepe Garza, impulsando carreras femeninas como cuando lo hizo con Jenni, sería más fácil. Hablando de ayuda, nadie mejor que tu abuelo y más si es don Vicente Fernández, pues pasé al camerino de Alex Fernández Jr., me encontré con su guapísima mamá América, y su novia Alexa, la suegra muy cariñosa le daba consejos a la nuera: “De ahora en adelante tienes que ser muy inteligente para manejar la cosas”, ¡mientras yo le daba la patadita de la suerte a Alex!

Moraleja: Hijo de tigre pintito, y qué tal de picudo si hasta tiene abuelito, y este consejo te doy, porque tu amiga Escalona soy.

P.D: ¡No mientan por convivir!