Julita y Gustavo Salmerón con México a sus pies

51

El actor y director español, Gustavo Salmerón, quien dirigió el documental Muchos hijos, un mono y un castillo, y por el cual ganó el Premio Fénix 2018, en la categoría de Mejor Documental, el pasado miércoles por la noche, compartió en exclusiva para GRUPO CANTÓN, sobre el impulso que tuvo para empezar a grabar esta increíble historia, en la que a través de más de 12 años, grabó y documento la vida de su familia en España, en especial la de su madre, Julita Salmerón, cuyos sueños siempre fueron tener muchos hijos, un mono y un castillo, y los cumplió.

“Fue una cosa un poco natural, se dio fácil porque desde muy pequeños siempre habíamos grabado videos caseros, mi padre lo hacía con una Super-8, y son videos que se ven incluso al principio y final de la película. Toda la familia tenía mucha capacidad para estar frente a la cámara, en especial mi madre, ella era muy buena para contar historias, es imaginativa, creativa, y lo que trasciende es esa naturalidad. Hace 15 años, por circunstancias de una festividad, empecé a grabar un poco y en eso mi madre comenzó a realizar reflexiones sobre la muerte, y ahí fue cuando inicié. Lo que la principio sería una historia familiar, resultó ser una comedia sobre la historia de España”, aseveró Gustavo.

Sobre el gran cariño que ha recibido de parte del mundo entero, a raíz de protagonizar este documental, y de estar en nuestro país promocionando la película, Julita Salmerón platicó emocionada lo feliz que se siente: “Yo agradezco mucho porque no imaginaba que me iba a querer tanta gente por esta cinta, y estoy sorprendida y encantada, y más porque les gusto, y me hubiera gustado estar más tiempo en México para conocer y pasear. En España hemos tenido mucho recorrido, con reuniones incluso con el público, y cuando salíamos de la función, ellos me tocaban como si no fuera humana, y al poderte ver en persona es mucho más bonito, porque ven a la persona de la pantalla de forma normal, y la gente lo entiende más”, dijo Julia.

Gustavo, externó su asombro con respecto al recibimiento de su documental: “No nos imaginábamos que iba a tener tanta proyección internacional, ha tocado algo universal que tiene que ver con que mucha gente se siente identificada con la familia, todas las madres o abuelas guardan muchas cosas en casa, como la mía, y las personas se identifican con eso, y es un encanto de abuelas de todo el mundo, como en China por ejemplo, que me tocó que se quedaron maravillados y me decían al finalizar la función ‘es que mi madre es igual’, y creo que eso es un poco la cosa y sueño de muchos directores, que da igual lo que hagas, lo importante al final es hacer algo que conecte con la gente, al final uno cuando ve una película, se está viendo a sí mismo, o con un libro, que uno se lee a sí mismo, y lo bueno es hacer que la gente reflexione y para eso la comedia es un gran vehículo, con un fondo de reflexión para ir más allá”, platicó.

Sobre sus proyectos a futuro, el director esto comentó: “Tengo varias ideas para películas de ficción, cintas convencionales, pero de momento no sé qué voy a hacer, o con cual empezar, porque es tentador hacer más documentales con mi madre, porque hay mucho material, pero no sé si tendré el aguante para pasar tantos años rodando y montando, y más que nada por lo pesado que se vuelve, no tanto por las ganas. Pero creo que ahora quiero más ficción”, concluyó el director.