Jaloneo por migrantes

69

CDMX, HOY Y MAÑANA-ARTURO RÍOS

MIGRANTES Y JALONEOS.- José Ramón Amieva ya no siente lo duro sino lo tupido con los migrantes que nos “visitan” y puso límite de la ayuda humanitaria que corresponde a la Ciudad, que son sólo 15 días más, pero se sabe son 7 y según Armando Quintero, alcalde en Iztacalco, son 20.

Por eso instruyó a Guillermo Orozco Loreto, de la General de Gobierno, escribir a Migración con el encargo de que no dejen de atender el problema, es la estancia legal de los caravaneros, a ellos les corresponde.

Y se fue más lejos al afirmar que el tránsito y estancia de la caravana es responsabilidad del Gobierno federal, como diciendo “no se hagan, no me dejen el paquete”

Y en medio de este jaloneo entre las autoridades de la capital y el Gobierno federal, Grupo Cantón da cuenta de nuestros amigos de allá, bien catrines, peinaditos y bañaditos y hasta con billetes turistean por la Ciudad y llaman la atención sus coloridos atuendos en las estaciones del Metro.

Por último, en el fondo las dos autoridades, local y federal, hacen changuitos porque la caravana decida si continuarán a los Estados Unidos o se regresan, es decir, resienten la papa caliente ante la mirada nacional e internacional.

MÉXICO, MARIGUANERO.- Avanza el uso lúdico legal de la Mariguana y permiso para 40 gramos en la bolsa; ya se hacen estimaciones en la exportación del estupefaciente y echan el ojo a Canadá, que según a datos de Guillermo Nieto, de la Asociación Nacional de la Industria Canábica, podían obtener 30 mil millones de dólares al enviarla a aquel país.

Todo un negocio nuevo que será abierto y no en los misterios de la corrupción para traspasar fronteras.

Ya imaginamos las tarifas públicas: achiclanada $ tanto, Golden de Acapulco tanto, y así con todos los nombres como se le conoce: hierba,​ bareta,​ cáñamo,​ mota, juanita,​ mora, nena, soñadora, Juana, morisqueta, maripepa y pajuela.

SÍNDROME DE K.- Es la letra que les da ñáñaras a Ramón Aguirre de Sacmex y a Roberto Ramírez de la Parra, director de la Comisión Nacional del Agua, hasta tiemblan cuando se les pregunta por la K invertida, la causa de su falla ante los usuarios, pues de la promesa de cuatro días sin el líquido, ya pasa de una semana de mentadas para ellos.