Comandará 108 mil efectivos para seguridad

86

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que este martes presentará la Estrategia Nacional de Seguridad que habrá de implementar a partir del 1 de diciembre, y para la cual contempla el mando único que él comandará, con unos 108 mil elementos en el arranque, principalmente de las Fuerzas Armadas. A mediano plazo, podría tener 50 mil efectivos más.

“Tenemos que apoyarnos en el Ejército y la Marina para enfrentar el problema grave de inseguridad y violencia. No podríamos hacerlo con la Policía Federal, las estatales, municipales, porque no están preparadas para eso; no tienen profesionalismo. Hay problemas”. Es el diagnóstico del que parte López Obrador.

En éste, destaca que el Ejército Mexicano tiene 220 mil elementos en activo, pero efectivos para atender asuntos de seguridad son 30 mil de la policía Militar. También considera que se puede disponer de otros 30 mil de Infantería.

En el caso de la Marina Nacional, está conformada por 40 mil elementos, de los cuales hay disponibles 20 para tareas de seguridad. Y la Policía Federal tiene 40 mil elementos, de los cuales 20 mil están disponibles.

A ello sumará a los elementos que a partir del 1 de diciembre dejarán de cuidar al Presidente de la República. “Son más elementos que los que cuidan a (Donald) Trump. Vamos a reclutar para tener elementos suficientes. México es de los países del mundo con menos policías y soldados por habitante. Por eso, los 8 mil del Estado Mayor Presidencial van a formar parte de la Defensa Nacional y van a reforzar este plan”.

López Obrador también contempla que una vez en el gobierno lance una convocatoria para reclutar jóvenes para las Fuerzas Armadas y la Policía Federal, y podrían alcanzar los 50 mil en los próximos 3 años.

Los más de 108 mil efectivos estarán organizados en 265 coordinaciones regionales, categorizadas según el nivel de incidencia delictiva: las zonas de baja conflictividad contarán con 300 elementos de seguridad; las de mediana incidencia, con 450, y las de alta incidencia con hasta 600 elementos.

La operación del mando único de López Obrador consistirá en que todos los días se reunirá con el gabinete de Seguridad, los secretarios de Defensa Nacional, Marina, Seguridad Pública, Gobernación, para recibir un reporte sobre los delitos cometidos en las últimas 24 horas y tomar decisiones.

Para ir avanzando en el plan y no llegar en ceros al 1 de diciembre, López Obrador consiguió el aval del actual comandante supremo de las Fuerzas Armadas, Enrique Peña, para anunciar a quienes serán los próximos titulares de la Secretaría de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval, y de la Armada de México, el almirante José Rafael Ojeda Durán. Ya trabajan en la estrategia.