El creador de Chuky llegó a la ciudad

El creador de Chuky llegó a la ciudad

975
0
Compartir

Por la tarde, durante las proyecciones inaugurales del famoso festival de cine de terror, Mórbido Film Fest, el creador y director de las películas de Chucky: el muñeco diabólico, Don Mancini, se dio cita en un famoso complejo ubicado en la glorieta de la Diana cazadora, en la CDMX, para platicar y convivir con todos sus seguidores, quienes con mucho entusiasmo pudieron presenciar la cinta The Seed of Chucky (2004), y cuando finalizó la función, se realizó una charla amena para conocer algunos detalles sobre el origen de la cinta y del personaje.

Sobre la película, The Seed of Chucky, el director y creador comentó lo siguiente: “Bueno, con La novia de Chuky, la que es anterior a esta, convertimos la franquicia en una comedia, porque como digo, no quiero hacer el mismo tipo de película dos veces, quiero cambiar siempre, y con El hijo de Chucky, quería hacer algo distinto en comedia, aquí tenemos el elemento de los hijos, que nos permite tocar tierra y aunque es una comedia, pudimos hacer cosas más locas, y además adoré trabajar con Jennifer Tilly en La novia, y busque una manera de que ella regresara, porque tuvo muy pocos minutos en esa cinta, y la regresamos a la franquicia porque era extraordinario trabajar con ella. Así que pensamos en que ella se interpretara a sí misma en Hollywood, y quería también aumentar el elemento gay, pues en La novia, metimos algunas cosas de identidad gay en la franquicia y la respuesta fue buena, así que quisimos hacer más, y el personaje de El hijo de Chuky, Glen, es en gran parte una parodia de un drama familiar, como de gente ordinaria y que son separadas por sus acciones, así que pensé en el hijo como un pacifista, como un chico gay que la verdad se identifica mucho conmigo, por mi relación con mi papá, así que eso está como reflejado en la cinta, con Chuky y Glen, así que al hacer la cinta estábamos pensando mucho en todo, y quería hacer una farsa, una clásica farsa con problemas de identidad”, expresó Don.

Sobre cómo fue que se le ocurrió crear al personaje y realizar la primera cinta de Chucky: el muñeco diabólico, Don externó emocionado: “Por mii papá, el trabajaba en publicidad, así que estaba muy metido en ese mundo desde niño, muy empapado, y conocía los secretos oscuros, pero había algo particularmente cínico en convencer a los niños en comprar cosas que realmente no necesitan, así que mi impulso fue escribir una sátira negra sobre cómo la publicidad afecta a los niños, y esto fue en los 80’s, cuando las Cabbage Patch Kids estaban de moda, y además era bien fan de The Twilight Zone, y vi el capítulo de Tina, Living Doll, y pues amaba esa idea del muñeco asesino, y como nunca se había hecho en séptimo arte, y además en esa época salieron los Gremnlins, que eran animatronics muy bien elaborados que podrían realizar las acciones y expresiones que tenía pensadas para Chuky, y pues así salió, sobre querer hacer una sátira sobre cómo la publicidad afecta a los niños”, finalizó.