Retos en alcaldías

Retos en alcaldías

767
0
Compartir
Galileo Galilei

DESPACIO QUE VOY DE PRISA. ASÍ HA TOMADO EL RETO EL PRIMER alcalde de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo Guerra, pues sabedor de la demanda ciudadana de que retorne la normalidad en las 89 colonias, puso en marcha un plan de seguridad muy ambicioso que toma en cuenta a los propios vecinos; 89 gabinetes de vigilancia para prevenir delitos y desinhibir la inseguridad.

Adicionalmente Víctor Hugo Romo, también le entró al gran reto de movilidad. Este problema no es único en la demarcación, sin embargo, estudia un modelo innovador que deje satisfechos a todos.

Capital social. Sin chocar con el gobierno central, el alcalde de Miguel Hidalgo implementa programas con el firme propósito de apoyar a los grupos más vulnerables.

De ahí que los resultados empiecen a notarse a un mes de haber tomado las riendas de Miguel Hidalgo. Enhorabuena…

Quien no quiere quedarse atrás es el flamante alcalde de Gustavo A. Madero Francisco Chíguil Figueroa, pues en materia de seguridad enfrenta un enorme reto, pero conocedor del territorio que gobierna sabe que con trabajo social, de prevención e involucrando a la misma sociedad maderense en tareas de gobierno los resultados vendrán pronto.

La experiencia política adquirida la está aplicando con las labores de campo que lleva a cabo en colonias de altos índices de inseguridad. Los trabajos comunitarios son ejemplo de que si se pueden hacer cosas buenas cuando hay voluntad de las dos partes, gobierno y ciudadanos…..

En la alcaldía de Cuauhtémoc, su titular, Néstor Núñez, tomó muy en serio su trabajo, por lo que optó por arremangarse la camisa y hacer trabajo de campo.

Qué bueno que sus gobernados lo vean más en territorio que en la oficina, porque es señal de que trabaja a favor de Cuauhtémoc de la mano de sus habitantes.

Los problemas que aquejan a Cuauhtémoc es similar al resto de las alcaldías, sin embargo, la inseguridad es un tema prioritario porque por ese territorio es donde más personas flotantes transitan y donde a los amantes de lo ajeno les gusta delinquir.