Misión cumplida

15

El Barcelona venció al inter de Milán en la Champions, uno de los seis duelos en los que no contará con Lionel Messi

Barcelona, España.– La frac­tura en el radio del brazo de­recho que sufrió Lionel Messi en el juego del pasado fin de semana ante el Sevilla en due­lo correspondiente a la Liga Española, marginará al astro argentino de las canchas por los menos durante las próximas cinco semanas, lo que sig­nifica un total de seis partidos, que serán los que el Barcelo­na tendrá que afrontar sin su máxima figura en los últimos años.

El primero de estos juegos de los blaugranas sin Messi fue en el Camp Nou ante el Internazionale de Milán, al que derrotaron por 2-0 en la tercera Jornada de la UEFA Champions League.

DE LEJOS

Con La Pulga en la tribuna, acompañado de sus hijos, como un espectador más, un lugar poco habitual para el pampero, quien está acostum­brado a brillar en el terreno de juego, el cuadro catalán mostró un buen juego de conjunto y con la posesión de balón que lo caracteriza, ante un Inter que mostró su sello defensivo.

Fue el conjunto italiano el que dio el primer susto con una combinación entre Ivan Perisic y Mauro Icardi, que culminó con un remate del argentino que pasó por arriba de la portería de Marc-André ter Stegen.

Sin embargo, los locales generaron un mayor volumen de llegadas, pero sin el desequilibrio que brinda de tres cuartos de cancha hacia ade­lante Lio.

Clément Lenglet respon­dió por los culés, con un re­mate en el cobro de un tiro de esquina con la cabeza que atajó a una mano Samir Handanovic.

Después, la conexión entre Jordi Alba y Luis Suárez por izquierda, dejó a Rafael Alcán­tara rematar, pero sin la fuer­za necesaria para superar a Handanovic.

La revancha para Rafinha Alcántara no tardó en llegar, pues tras robar un balón en el mediocampo, cedió para Suárez, que recentró a la lle­gada del brasileño, que en esta ocasión no falló con un remate con la zurda en la cara del arquero rival para el 1-0, que no festejó por su pasado con el Inter.

CONTRA EL MUNDO

El arquero de los neroazurri fue determinante para evitar la goleada con sus interven­ciones, tanto en la primera como en la segunda parte.

En el complemento, Luis Suárez después de una jugada individual disparó dentro del área, pero Samir Handanovic desvió.

Minutos después, el propio Pistolero dejó solo a Clément Lenglet, quien trató de vencer al cancerbero esloveno, que sacó la pierna a tiempo para apagar de nuevo el fuego.

Al 65’ de tiempo corrido, Suárez trató de marcar de tiro libre engañando a la barrera, cobrando por debajo de la misma, pero Marcelo Brozo­vic se avivó, se tiró al césped y desvió el esférico que tenía etiqueta de gol.

Faltando siete minutos para el final, el Barça dictó sentencia con una jugada en­tre Arturo Vidal e Ivan Rakitic, quien mandó un trazo largo para el arribo de Jordi Alba, que le ganó la espalda a Milan Skriniar, para definir ante la sa­lida de Handanovic, que ya no pudo hacer más para evitar el segundo y definitivo.