Sorpresas en dos secretarías

80

Se pueden considerar sorpresivos los nombramientos de los futuros secretarios de Marina y Defensa Nacional, aunque se trata de militares de rango, con experiencia y conocimientos en dichas ramas.

Y es que el almirante José Rafael Ojeda y el divisionarios Luis Crescencio Sandoval, tienen tras de sí, una vida entera dedicada a las fuerzas armadas y son reconocidos en sus respectivas trayectorias.

Es cierto que no salieron del grupo de los favoritos, donde se daba casi como realidad que José Luis Vergara, oficial mayor de la secretaría de Marina y Eduardo Emilio Zárate, su homólogo en la Defensa Nacional, serían los nombres anunciados por el Presidente electo, para formar parte de su gabinete.

Sin embargo, no sucedió así, como tampoco se hicieron realidad las insanas versiones de que sería un civil, quien asumiría tales funciones, lo que no está considerado en las leyes de las fuerzas armadas.

Las fuerzas armadas han sido objeto de severos cuestionamientos desde su inserción en la lucha contra la inseguridad y violencia y desde el anonimato se ha avivado ese fuego, tratando de confrontarlo con el nuevo gobierno que asume el primero de diciembre.

El Presidente electo recurrió a escuchar todo de los candidatos y eligió conforme a su percepción personal, después de evaluar el desempeño de cada uno y entrevistarse con los actuales titulares de Marina, Vidal Soberón y Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.

Dentro de las fuerzas armadas existen personajes con gran amor a su trabajo, pero más a México, al que sirven con lealtad y patriotismo, que desean mantener vigente esa tradición de soldados y marinos.