Tiró casas de cultura; ahora lucra con CENDIS

65

CIUDAD DE MÉXICO.– El ex delegado en Benito Juárez, Christian Von Roehrich, sin previa consulta ni autorización de la comunidad, demolió la casa de cultura ‘Quinta Alicia’, con el pretexto de remodelarla para finalmente construir un CENDI que los vecinos no requerían en esa zona.

Desde hace más de tres años, el exjefe delegacional tomó la decisión de demoler por lo menos seis casas de cultura en la demarcación con la única intención de edificar ese mismo número de Centros de Desarrollo Infantil (Cendis), pues cada uno significa una oportunidad de negocio para la propia demarcación.

El negocio de construir un Cendi está en que la delegación, ahora alcaldía, a través de sus funcionarios y/o familiares administran las casas de cultura y cobran una cuota mensual a los padres de familia, además de que necesitan llevar diversos insumos para los niños, los cuales no les regresan, y el gobierno adicionalmente les asigna una cantidad por cada niño inscrito, denunció a este medio Francisco Montes, vecino de la alcaldía.

“Por lo menos en seis casas de cultura se ha puesto mejor un CENDI.